Acciones para aumentar nuestra sensación de felicidad (2 de 2)

Back to Blog

Acciones para aumentar nuestra sensación de felicidad (2 de 2)

En la primera parte dedicada a cómo aumentar nuestra sensación de felicidad, hablábamos de las acciones “desde fuera hacia dentro”. Son actividades que mejoran nuestra relación con el mundo exterior, aprovechando lo que se nos brinda o lo que está a nuestra disposición, sin coste, para obtener mayor satisfacción vital.

Hoy trataremos de cómo hacerlo “de adentro hacia afuera”. Estas acciones difieren de las primeras en el sentido de que parten de nuestro interior y están relacionadas con nuestra actitud en relación a la vida. Consideraremos cinco de las más importantes:

  • Establezca metas grandes y pequeñas. – Las metas mayores nos aportan una dirección sobre la que orbitar nuestra existencia. Pueden variar con el paso de los años, pero nos permiten motivarnos y sentirnos bien. Estas metas deben ser razonables, acordes con nuestros gustos y ser importantes para nosotros. Los objetivos más pequeños nos facilitan el camino, nos proporcionan alivio ante las dificultades y nos permiten gratificarnos en periodos de tiempo menores. Simplemente por pensar en una experiencia agradable que podamos conseguir a corto plazo, elevamos nuestros niveles de endorfinas (sustancias que funcionan como neurotransmisores cerebrales responsables de la sensación de alegría) en más de un 25 %, al tiempo que reducimos nuestro estrés.
  • Dormir bien. – El descanso nocturno apropiado es muy importante. Las diferentes fases del sueño contribuyen a reparar nuestro cerebro, equilibrarlo y mantenerlo en óptimo estado. Nos permite mantener el peso y la salud general, pero además, nos ayuda a ser más felices porque hace que podamos mantener nuestras emociones bajo control. La negatividad y el desánimo se adueña con facilidad de las personas que no duermen lo suficiente. Es un hecho corroborado por varios estudios.
  • Cultive el sentimiento de gratitud. – En vez de centrarse en lo que no le sale perfectamente, concentre su atención en las múltiples cosas buenas que le rodean y siéntase agradecido por ellas. Desde disfrutar de un vaso de agua fresca cuando tiene sed a dar las gracias porque otra persona le sostenga una puerta cuando usted vaya a pasar. No espere a vivir cosas trascendentes para demostrar gratitud. Agradezca a un ser amado su apoyo y demuéstrelo de forma recíproca. El desánimo disminuye cuando experimentamos gratitud.
  • Sonría a los demás y muestre aprecio sincero por lo que otros hacen. – Expresar aprecio por las cosas bien hechas, por el trabajo bien realizado o por el esfuerzo que otros realizan es una manera de hacer que otras personas se sientan bien y que recibamos de vuelta su aprecio por nuestros comentarios. Es un efecto placentero doble. Para los demás y para nosotros mismos. Sonreír con más frecuencia es una cuestión de costumbre que eleva nuestra energía
  • Aprenda a controlar su mente. – La meditación es una herramienta que le proporcionará multitud de beneficios y le facilitará el control de su mente para disminuir el estrés y la ansiedad. Los meditadores habituales presentan modificaciones reales de su estructura cerebral en tan sólo 8 semanas, ampliando las zonas asociadas a la felicidad, la autoconciencia y el dominio de las emociones.

La radiónica también puede ayudarle a equilibrar su estado interior, aumentar su energía, alcanzar estados meditativos diversos y construir una realidad más satisfactoria, entre otras múltiples posibilidades.

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog