Blog

octubre 2018

Intolerancias alimentarias y lesiones musculares

Nunca antes parece haber habido tantos problemas entre la población en general, en todo lo relacionado con las intolerancias alimentarias. Millones de personas sufren en mayor o menor medida estos padecimientos y desde una edad cada vez más temprana. Cabría considerar varios aspectos en relación a este asunto. El primero de ellos tiene que ver con los alimentos que consideramos como positivos para nuestro organismo. El segundo es si esos alimentos tienen algún tipo de alteración a cualquier nivel que hace que nuestro organismo reaccione y por último si consumimos demasiada cantidad de unos determinados alimentos y eso provoca una intolerancia por exceso.

Tradicionalmente se ha considerado el pan como comida básica, pero cada vez hay más personas que desarrollan celiaquía o una intolerancia importante con respecto al pan elaborado con gluten. Invitamos a nuestros lectores a examinar con detenimiento si el pan que consume guarda consonancia con el elaborado antaño y si sus elementos básicos tienen algún tipo de modificación genética que provoque efectos secundarios a medio y largo plazo. Lo mismo ocurre con la leche. El ganado actual se ve sometido a tratamientos con medicamentos que pueden pasar a la leche que habitualmente se consume. Por otra parte, los seres humanos de los países desarrollados toman excesivos productos lácteos que pueden derivar en intolerancias por exceso.

Así llegamos a comentar el titular que encabeza este blog. Se da el caso de que las personas que sufren un exceso de problemas diversos relacionados con lesiones musculares, dolores articulares y alteraciones óseas pueden estar padeciendo los efectos de una alimentación demasiado rica en trigo o en productos derivados de la leche. Consulte con su médico si cree que este pudiera ser su caso.

Hay que tener presente que un alimento que puede ser bueno para una persona, ocasiona daños en el sistema digestivo o inmune de otra. Lo ideas sería testar en un momento dado, lo que comemos habitualmente. Incluso los alimentos considerados como sanos pueden ocasionarnos problemas por diversas causas. Puede optar por realizar un análisis de sangre para detectar intolerancias, si su médico considera que usted puede padecer algún problema de este tipo.

Por otra parte, incluso en un análisis de sangre, a veces no se detecta lo que llamamos intolerancia energética o alimentos que restan vitalidad general. Un test kinesiológico puede ser de utilidad en este caso (consulte especialistas en kinesiología cerca de su hogar) o también emplear un dispositivo radiónico donde pueda medir cómodamente el impacto sobre su campo vibratorio de cualquier alimento o conjunto de alimentos en tan sólo unos segundos.

Las ventajas de testeo vibratorio radiónico vienen dadas por la inmediatez y por la posibilidad de considerar distintos alimentos para los diferentes miembros de la familia en muy poco tiempo. Esta es otra utilidad a tener presente si piensa en los beneficios de disponer de un equipo propio para uso personal.

Dormir poco engorda, pero además le quita años a su vida

Se ha demostrado a través de distintos estudios que las personas que duermen menos horas de las adecuadas (7-8 horas seguidas y de noche), son más propensas a engordar y a desarrollar patologías que influyen sobre los mecanismos relacionados con el azúcar y la insulina. Tenga esto presente si le preocupa añadir kilos innecesarios a su cuerpo o está haciendo algún tipo de dieta equilibrada para adelgazar.

Por otra parte, el Dr. Michael Young (premio Nobel de Medicina) advierte que los ritmos circadianos que permiten al organismo reparar sus daños y reorganizar sus funciones, pueden verse alterados si no dormimos lo suficiente. Esto puede traer consecuencias negativas de todo tipo y provocar distintas enfermedades importantes. Según este eminente investigador médico : “Es necesario vivir de acuerdo a los ciclos biológicos o el cuerpo estará en continua desarmonía”.

Un apunte más es que no dormir bien y de manera adecuada hace que nuestro cerebro disminuya su capacidad para procesar correctamente la información. No hablamos de una noche determinada que cualquiera puede pasar mal por diferentes causas, sino dormir menos de lo aconsejado de manera habitual. Con la falta de sueño crónica, las neuronas responden peor, con mayor lentitud y con problemas para codificar y mantener la información. Tenga esto presente si quiere mantener su cerebro en perfecto estado, el mayor tiempo posible o si quiere retener mayor información por estudios u oposiciones.

Las preocupaciones, la mala alimentación o simplemente permanecer hasta tarde viendo programas de televisión pueden restarnos horas de sueño y también años de vida. Una cena ligera, con un mínimo de dos horas antes de acostarse, y evitar trabajar hasta muy tarde son soluciones al alcance de cualquiera. Otras opciones son la meditación, el mindfulness y trabajar nuestro interior para afrontar la vida desde una perspectiva más sana y satisfaciente.

Comer con buenas vibraciones (3ª parte)

Cuando un organismo consume, de forma diaria y habitual, alimentos que aportan vibración muy por debajo de las necesidades vitales, el resultado es catastrófico a corto, medio y largo plazo. A veces se produce una reacción inicial negativa en el cuerpo que se ve compensada con mecanismos de equilibrio interno. Muchos niños se quejan de que les duele la tripa cuando empiezan a tomar bebidas de cola, por ejemplo. Con el tiempo esa reacción se amortigua y el organismo se adapta, lo cual no significa que no sufra daño acumulable.

André Simoneton dijo ya en 1.949 y atendiendo a sus investigaciones sobre vibración de los alimentos que, “muchas enfermedades encuentran su origen en una alimentación irracional. El devenir, sin duda, confirmará esta teoría”. La confirmación de su predicción viene dada en la actualidad por la epidemia de enfermedades e intolerancias relacionadas con la alimentación desnaturalizada en los países occidentales.

Si consideramos ya que a los recién nacidos se les empieza a dar leche en polvo en lugar de leche materna, si tenemos en cuenta que se refinan los cereales, se emplean aceites inadecuados, se abusa de las conservas, se manipulan las legumbres, se añaden grasas, almidones y azúcares prácticamente a todo alimento procesado y se comercializan sucedáneos de comidas saludables, tenemos un cóctel peligroso que termina afectando a millones de personas.

Comentaremos aquí la importancia de tomar más agua, en lugar de zumos y refrescos. El agua expuesta durante unas horas a la radiación solar puede aumentar su vibración hasta rondar los 9.000 – 10.000 A. (medida angstroms) Por otra parte, hay fuentes de agua expuestas a energías terrestres (telúricas positivas) que pueden llegar a los 150.000 A. (como el manantial de las aguas de Lourdes, por ejemplo). (Nota.- Las unidades de medida angstrom son prácticamente iguales a las unidades de medida bovis empleadas en radiestesia)

Por último, apuntar aquí que la clasificación de alimentos considerados superiores e inferiores suele coincidir con los llamados alimentos alcalinizantes y acidificantes respectivamente. Considere lo expuesto como un punto de partida para reflexionar sobre su tipo de alimentación y cómo mejorarla.

El veneno moderno más consumido. Cómo evitarlo en lo posible.

Con sólo 6 gramos diarios suministrados a un niño de 6 años, durante varios meses, se observan alteraciones óseas negativas. En los adultos la ingesta habitual provoca problemas de memoria, descontrol de emociones, alteraciones en la percepción y el sueño, falta de concentración, ansiedad, negatividad, hígado graso, problemas en los riñones y propensión al Alzheimer. También produce obesidad, infartos cardiacos, infartos cerebrales, problemas de estómago, osteoporosis, mala circulación, bloqueo de arterias, caries y desarreglos del páncreas y la insulina. Hablamos del azúcar. Un alimento dañino omnipresente en la alimentación actual y que debería preocupar a cualquier persona interesada en mantener una buena salud.

La OMS recomienda un máximo de 50 gramos diarios, pero se apunta a que lo ideal para un adulto sería no sobrepasar los 25 gramos. Sin embargo, la media de consumo está entre 110 y 150 en los países desarrollados (incluso más en algunos de ellos). Ya hemos hablado en este blog de lo dañina y adictiva que resulta esta sustancia, pero creemos que resulta muy importante advertir a nuestros lectores del perjuicio que se puede producir por su consumo a todo nivel. Más arriba hemos relacionado sólo algunos de los efectos negativos más inmediatos por su consumo a nivel físico, pero añadiremos ahora que, a nivel energético puede restar entre un 5 y un 7 % de vitalidad a la persona que la ingiere, lo cual es muchísimo para un solo alimento.

Para metabolizar la sacarosa o azúcar blanco, es necesario la acción de las vitaminas del grupo B. Teniendo en cuenta que esta vitamina se ingiere escasamente, resulta que un porcentaje importante de la población sufre de falta de vitaminas de este grupo agravada por la ingestión excesiva de azúcar.

Es interesante visionar documentales antiguos de jóvenes de entre 14 y 17 años realizando ejercicios en escuelas privadas de Estados Unidos y Europa antes de la II Guerra Mundial, para observar cuerpos fibrosos y sanos muy diferentes de los que hoy existen en esa franja de edad. El consumo excesivo de productos azucarados en la alimentación moderna es la causa principal de esas diferencias notables. Cada vez hay más jóvenes y adultos obesos como consecuencia de una alimentación rica en azúcar y grasas que desestabilizan el organismo.

Emplear edulcorantes artificiales no es la solución, sino que la agrava por la problemática añadida de estos productos y sus efectos extraordinariamente negativos a todo nivel. Queda por tanto un consumo responsable, la educación del paladar y la desintoxicación del organismo para evitar en los posible el efecto del síndrome de abstinencia que se produce cuando se comienza a evitar el azúcar. Equilibrarse a nivel energético utilizando la radiónica es una buena opción, además de acelerar la educación del paladar y la desintoxicación empleando un equipo adecuado. Le resultará mucho más sencillo y rápido. Haga la prueba.

Comer con buenas vibraciones – Parte 2

Siguiendo con las vibraciones de los alimentos y retomando al investigador André Simoneton, este afirma que básicamente toda la materia existente está compuesta de átomos que emiten una radiación medible y única. Esta “marca” de identidad puede ser destruida, modificada, mejorada o mantenida por otras radiaciones.

Si el organismo de una persona está compuesto de trillones de células compuestas de átomos que emiten en una vibración determinada y única, también puede verse afectado por los fenómenos de resonancia y transmutación biológica procedente de los alimentos que ingiere. La radiestesia y la radiónica permiten ver la compatibilidad de un alimento con un sujeto determinado.

Ya hemos dicho que, según Bovis las medidas de salud media en un humano se fijan entre 6.000 y 7000 unidades de su escala. Puede haber personas que se cuiden a nivel físico, mental y espiritual que estén muy por encima de esas cantidades. Simoneton compara las unidades Bobis con las unidades “angstroms” que son muy similares y concluye igualmente que unas medidas de entre 6.200 y 7.000 angstroms son indicativas de buena salud.

Las frutas están entre los 8.000 y 10.000 A. de media (angstroms) cuando están en perfecto estado. Las legumbres, cereales y semillas entre 7.000 y 9.000 A. Al cocerse pierden algo de esta vitalidad y si se consumen germinadas, aumenta ostensiblemente. El vino, la cerveza y las verduras cocidas muestran una vibración de entre 3.000 y 6.000 unidades A. Las frutas deshidratadas están generalmente entre 4.000 y 5.000 pero aumentan si se remojan durante 24 horas. Las carnes cocidas vibran por debajo de los 3.000 habitualmente, así como los embutidos, el café, los alimentos enlatados y los productos muy elaborados como las pizzas y pastas refinadas. La leche fresca está sobre los 6.500 pero pierde su carga vital al pasteurizarse o mantenerse en el frigorífico durante 24 horas. Es interesante que se hicieron pruebas con terneros alimentados sólo con leche pasteurizada que morían a los pocos días de esta alimentación. Lo dicho sobre la leche ocurre también con los zumos.

Advertimos aquí que estamos hablando de carga vital de un alimento a nivel energético y considerando la generalidad de los mismos. Esto no significa que una persona deba comer o no, leche fresca, carne, pasta u otros alimentos más o menos procesados. Esto es una elección individual, pero sí podemos tener una guía que nos indica que, si mantenemos una alimentación únicamente basada en alimentos desnaturalizados o con baja carga vital, tendremos mucha mayor probabilidad de enfermar con el paso del tiempo y a experimentar decaimiento y falta de energía hasta que surjan problemas mayores.

Por otra parte, lo ideal sería ver el efecto vibratorio de un alimento sobre alguien en un momento dado, observando si la vitalidad de esa persona mejora o empeora consumiéndolo. Como ya hemos comentado, esto es sencillo empleado un equipo radiónico.

septiembre 2018

Comer con buenas vibraciones – Parte 1

¿Quiénes somos? Teniendo en cuenta el punto de vista de la radiación, podemos decir que estamos formados por trillones de átomos, que emiten radiación medible.

El investigador André Bovis (1.871-1.947) creó una escala que lleva su nombre (escala Bovis) que permite cuantificar la radiación positiva o negativa de una sustancia, objeto u organismo, a nivel energético. Es posible medir con un péndulo, o con un puntero conectado a un equipo radiónico mediante la placa adherente, señalando este tipo de escala y con la muestra en la placa correspondiente.

De acuerdo a Bovis, los seres humanos que gozan de buena salud vibran entre 6.000 y 7.000 unidades de media. Por otra parte, los que consumen mucha carne, alcohólicos o personas con degeneración física por mala alimentación o causas diversas, pueden rondar los 4.500 a 5.000 unidades.

Si ingerimos alimentos de baja vibración o que son incompatibles con nuestro organismo particular (no a todas las personas les sienta bien un alimento por muy bueno y sano que se considere), terminaremos por disminuir nuestra salud energética. Esto traerá finalmente repercusiones también a nivel físico, más pronto que tarde.

El investigador André Simoneton decía que los microbios y virus vibraban a menos de 6.500 unidades y sólo pueden afectar a los seres humanos cuyo organismo esté por debajo de esa longitud de onda. Esta visión concuerda con el naturista Claude Bernard que decía que “el microbio es nada, el medio es todo”.

Recuerde, que si dispone de un dispositivo radiónico, puntero y tablas Bovis puede medir la carga vibratoria de un alimento y también comprobar si ese alimento le afecta positiva o negativamente.

Cámara Kirlian y Radiónica

Cuando tomamos una foto con Cámara Kirlian real (y no virtual) es sencillo ver las diferencias entre una persona cuyo sistema energético está equilibrado y sano, de aquella que sufre algún tipo de problema. En este último caso, el halo energético (también llamado aura por algunos), se muestra alterado, descolorido, pequeño o con entrantes apreciables a simple vista. Si esto sucede, la persona afectada desde el punto de vista energético, se encontrará intranquila, apesadumbrada, ansiosa o con molestias diversas. A veces con desánimo o falta de energía.

En fotos de cuerpo entero es posible ver zonas que avisan de insuficiencias localizadas. Estos deterioros del campo energético anuncias posteriores problemas a nivel físico, que a veces suceden de forma simultánea y otras veces días o semanas después de que haya aparecido la alteración energética.

La radiónica es efectiva en normalizar ese aspecto energético estructural donde se asienta la materia corporal. Si el deterioro no es demasiado intenso, la terapia vibratoria funciona muy bien y devuelve a la personas a una sensación placentera de equilibrio, con todo lo que eso conlleva.

En las siguientes fotografías se puede observar ejemplos de variaciones utilizando un dispositivo normalizador radiónico como las Tarjetas ARE X Portable, de reciente aparición. Si todavía no las ha probado, le recomendamos su utilización. Son muy económicas, se envían con garantía total (devolución del importe en el improbable caso de que no le satisfagan) y ofrecen resultados rápidos y apreciables. Puede elegir varias configuraciones prefijadas. Para uso energético, las de “Bienestar” general son muy apreciables por el público por sus efectos reguladores.

 

Por si todavía no las conoce, puede saber más pulsando el siguiente link (Pulse aquí para acceder). Encontrará los diversos tipos disponibles así como información suplementaria.

Nuevos dispositivos ARE X Portable

Para aquellas personas que todavía no conozcan este nuevo dispositivo disponible en nuestra página web, comunicamos el lanzamiento de este exclusivo aparato radiónico de reducido tamaño y precio que proporciona excelentes resultados. Está pensado para que cualquier persona puede disfrutar de las posibilidades de la acción radiónica sobre campos diversos de manera inmediata.

En un principio hay cinco configuraciones prefijadas: Bienestar general, Protección energética y desbloqueos, Relaciones personales, Prosperidad, y Stop contaminación electromagnética. Es posible adquirir una o varias de estas configuraciones.

Está dirigido a personas que quieren trabajar o mejorar de forma general sobre cualquiera de los aspectos mencionados y no pueden permitirse la adquisición de un dispositivo radiónico de mayor tamaño. También para quienes tienen curiosidad y desean iniciarse en este apasionante mundo de desarrollo y mejora personal con una mínima inversión.

El dispositivo tiene el tamaño de una tarjeta de visita y está equipado con circuitos escalares que emiten de forma continua señales equilibradoras muy potentes. Es recargable y se puede probar con garantía de devolución durante 30 días.

Simplemente hay que encenderlo apretando un botón. Se lleva en un bolsillo o se coloca bajo la almohada a la hora de dormir.

Este dispositivo se ha testado en consultas de terapias alternativas durante meses con un altísimo grado de satisfacción. El coste de adquisición es muy asequible y los resultados de uso sorprenden en un tiempo récord. Si ya dispone de algún aparato radiónico (ARE X2 o ARE X3 Pro), también puede conectarlo al mismo para potenciar efectividad.

Para interesante información adicional puede pulsar el siguiente enlace.

Deja un comentario