Blog

agosto 2018

El principal objetivo de la Radiónica

¿Cuál es principal objetivo que una persona debe perseguir? Unos dirán que “ser feliz”. Otros dirán que “ayudar a los demás”. Otros que “proporcionar a su familia una existencia mejor”. Otros mencionarán “hacer lo posible para que el planeta mejore”… Todas estas respuestas son legítimas y hay muchísimas más que pueden considerarse así. Incluso las persiguen mejoría económica o conseguir posesiones materiales. Pero hay algo que no debemos olvidar.

Para hacer realidad cualquier objetivo, una persona tiene que mantenerse en el mejor estado posible. Tanto a nivel físico como a nivel mental. Ciertamente hay personas que sufren determinadas discapacidades que les limitan, pero aún así, logran sacar lo mejor de ellas mismas manteniendo su situación controlada o incluso mejorándola en la medida de lo posible, de manera que pueden lograr sus sueños.

Cuando trabajamos con radiónica, el objetivo básico es alcanzar lo mejor dentro de nuestras posibilidades. A veces la situación de partida nos parece buena, pero podemos acceder a uno o varios niveles superiores. A partir de ahí cualquier otro objetivo externo será más fácilmente alcanzable.

Armonizarnos a nivel energético es el principio. La importancia de esto es primordial dado que consideramos el organismo como un todo interdependiente. Si nos equilibramos diariamente partiremos de un estado que beneficiará a todo el cuerpo y a partir de ahí podremos trabajar aquello que nos preocupa o necesita ser sanado.

Con los objetivos externos ocurre lo mismo. Trabajamos lo básico hasta que las necesidades están cubiertas. Después buscamos alcanzar la siguiente etapa del camino que nos lleva a metas mayores. No es posible ir a la Universidad si antes no aprendemos a leer. Si sólo pensamos en el final sin pasar por las etapas intermedias, creeremos que el final no llega con la rapidez que deseamos.

Si trabaja con radiónica exclusivamente el final de una meta que precisa diez años para ser conseguida, quizá llegue a pensar que la situación no se hace realidad como usted quisiera, pero lo único que ocurre es que todo marcha bien dentro del tiempo necesario para que esta meta se materialice.

Considere siempre los estados intermedios de cualquier cosa que desea hacer realidad y trabaje con radiónica la consecución de la etapa más cercana a cubrir. Por supuesto esto no significa que no pueda intercambiar su visión de futuro desde lo más cercano a lo más lejano. Incluso trabajar con diferentes objetivos o las diferentes etapas de un solo objetivo.

No deje de trabajar habitualmente objetivos sencillos para comprobar que puede configurar, parametrizar e influir sobre lo que enfoca su mente con ayuda de la radiónica. Cuanto más practique, más fácil le resultará todo. Comprobará que puede influir sobre las circunstancias y que dispone de una herramienta extraordinaria para lograr una existencia más significativa.

Objetivos para tratar con radiónica

De tarde en tarde, nos encontramos con consultas de personas que plantean que sus equipos radiónicos no funcionan en todos los casos. Al indagar sobre el tipo de acciones que buscan, nos encontramos con objetivos que van en contra de la libertad de otros, son irrealizables bajo los condicionamientos físicos naturales (por ejemplo, crecer 30 cm más, de forma natural, después de los 50 años) o intentan sacar adelante proyectos deshonestos o negativos. Definitivamente la radiónica no les va a ayudar en estos casos.

Recordemos que el objetivo de la radiónica es armonizar y equilibrar. El concepto holístico de la enfermedad se basa en ayudar al organismo a sanar mediante el equilibrado básico del mismo, a diferentes niveles. La radiónica busca recuperar la armonía energética que se considera la base para un buen funcionamiento orgánico. Multitud de personas han experimentado los beneficios de este uso positivo y racional de la radiónica. También, esta es la base sobre la que podemos pensar en otras posibilidades más allá de la terapia.

Por ejemplo, una persona podría pensar que un objetivo a cumplir sería continuar consumiendo algún producto dañino y que la radiónica le ayudara a evitar los efectos indeseables de ese consumo (por ejemplo, una droga). Esa no puede ser una meta bien estructurada, ni tampoco armónica. Ni la radiónica, ni ninguna terapia convencional puede ayudar en este planteamiento incorrecto.

Otra persona podría pensar en irradiar la idea de que otras personas compren un producto defectuoso para conseguir beneficios. Lógicamente esa no podría ser considerada como una finalidad adecuada.

Otro ejemplo de uso erróneo, implicaría que alguien emplease su dispositivo para tratar de obtener los favores sentimentales o sexuales de alguien contra su voluntad, en lugar de potenciar el propio atractivo personal y las cualidades que hacen a alguien deseable.

Piense siempre en que un dispositivo radiónico es una herramienta para fijar y programar todo aquello que sea positivo y no interfiera con la libertad y los derechos de los demás. Las terapias energéticas básicas le ayudarán a verificar que la radiónica funciona. Usar la radiónica para tratar a animales y plantas, también le mostrarán cómo es posible influir positivamente sobre la realidad. Más allá de eso, considere siempre que cualquier otro objetivo será lícito y factible siempre que busque lo mejor para las partes implicadas sin dañar a otros.

Es cierto que hay quienes tratan de emplear la radiónica de manera negativa e incluso podrían cosechar resultados parciales con la insistencia en ese tipo de empleo. No obstante, a largo plazo, esos objetivos terminan por revertirse, dado que la fuerza necesaria para actuar contra natura requiere de una incidencia constante que no es posible mantener en el tiempo. Además, toda acción tiene su reacción. Las acciones positivas atraen reacciones positivas y las negativas, reacciones negativas.

Resumiendo, experimentar con la radiónica puede ser una vivencia interesante, recompensadora y valiosa, pero siempre dentro de un ámbito positivo, armónico y respetuoso.

Los minerales y vitaminas que mejoran el sueño

Muchas personas se quejan de que duermen mal. Curiosamente esto empieza a ser preocupante a partir de edades cada vez más tempranas. Solemos pensar que los problemas cotidianos y las preocupaciones son la única raíz de esta disfunción. Sin embargo, muchas veces sólo se precisa prestar atención a ciertas carencias orgánicas fundamentales para encontrar remedio. Vamos a reseñar algunas de ellas:

  • Potasio: Según un estudio publicado en la revista “Sleep”, la carencia de potasio puede producir deficiencias en la calidad del sueño. Se demostró que con suplementos de potasio (o escogiendo alimentos ricos en este elemento) muchas personas logran mejorar significativamente su sueño, incluso las fases más profundas, que son las relacionadas con los procesos más importantes de limpieza cerebral.
  • Vitamina D: Cuando se alcanzan niveles de vitamina D de entre 60 y 80 ng/ml el sueño mejora. Casi todo el mundo ha experimentado mejoría a la hora de dormir cuando descansa en zonas costeras y recibe más radiación solar de la habitual (sin extremos). La deficiencia generalizada de vitamina D entre la población es un fenómeno creciente.
  • Vitamina B12: Es muy común encontrar deficiencias en la mayoría de las personas de esta vitamina. Esto se incrementa especialmente entre los vegetarianos y los veganos. La escasez de esta vitamina provoca dificultades para lograr un sueño reparador.
  • Vitamina C: También hay estudios que indican que las personas que no ingieren suficiente vitamina C tienen un sueño más ligero e informan de mayores problemas para dormir correctamente.
  • Magnesio: Es uno de los nutrientes con mayores implicaciones para una correcta funcionalidad corporal. De media, se ingiere mucho menos magnesio que hace años y esto conlleva numerosos problemas de salud. En cuanto al sueño, el magnesio influye en la producción de melatonina, elemento básico para el sueño.
  • Melatonina: Es una hormona que el organismo produce naturalmente, pero cuya cantidad va disminuyendo con la edad. Esto es una de las razones por la que puede haber una menor calidad de sueño en muchas personas. Para mejorar la producción de melatonina se recomienda dormir en oscuridad total y evitar cualquier luz, por pequeña que sea. También se pueden tomar suplementos de esta hormona con una antelación de 30 minutos previos a la hora prevista de dormir.

Lo ideal sería seguir una dieta equilibrada que incluya suficientes verduras, frutas y proteínas de calidad, de forma muy equilibrada. No obstante, eso es algo que no todo el mundo está dispuesto a contemplar, por múltiples circunstancias. Recurrir a suplementos puede ser una solución muy válida y racional al mismo tiempo.

También es posible utilizar un dispositivo de radiónica para programar mayor descanso, mas horas de sueño o una mejor calidad del mismo. Es muy sencillo y cualquier persona puede experimentar los beneficios prácticamente desde el primer momento.

Nuevo accesorio para el dispositivo ARE X3 Pro

                Hemos incorporado a nuestra página web un accesorio idóneo para mejorar la funcionalidad del dispositivo ARE X3 Pro.

                Muchas personas que utilizan habitualmente este aparato en relación a tratamientos alternativos, echaban de menos la posibilidad de realizar testeos energéticos de los diferentes órganos y sistemas orgánicos de un determinado sujeto o del propio operador.

                Ahora, con este sencillo accesorio usted podrá señalar sobre distintas listas mientras desliza los dedos sobre la placa adherente. El objetivo es que, al encontrar alguna disfunción, se perciba una señal de adherencia. Así podrá saber dónde actuar con mayor facilidad.

                En el manual de uso se incluyen, además de lo mencionado, listas con remedios que podrían aplicarse. Se muestra también cómo elaborar sus propios listados (dependiendo de la especialidad terapéutica que domine) y cómo emplearlos de la mejor manera.

                Por otra parte, el accesorio-puntero permite realizar preguntas sobre asuntos de su interés, para ver las posibilidades de consecución en relación a cualquier asunto que tenga en mente. Es perfecto como guía para toma de decisiones cuando hay dudas sobre diferentes opciones tras un análisis lógico.

                Si tiene ya práctica en el uso de la placa adherente, encontrará este accesorio muy útil y sencillo de utilizar.

                El dispositivo tiene un precio reducido para aquellas personas que ya disponen de un equipo ARE X3 Pro y puede adquirirse a través de este enlace

¡Peligro: Usted puede tener déficit de vitamina D!

            Al parecer, algunos estudios indican que puede haber un 50 % de la población mundial con déficit de vitamina D. Algo muy interesante es que al establecer que hay mecanismos potenciales por los cuales la vitamina D podría influir en el desarrollo de una enfermedad cardiovascular, también podría suceder que la enfermedad cardiovascular cause niveles deficientes de vitamina D.

            Sea como sea, lo cierto es que esta vitamina es esencial para los humanos y que numerosos estudios científicos han evidenciado que elevar la cantidad de esta vitamina puede reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas además de reducir de forma importante el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer.

            El déficit de esta vitamina se vincula especialmente en problemas relacionados con:

  • El sistema inmunitario
  • Los problemas cardiovasculares
  • La fragilidad de los huesos y la osteoporosis
  • La tensión alta
  • La diabetes
  • Dificultades en la función neuromuscular y por tanto los problemas de equilibrio en personas mayores

            La mejor forma de obtener vitamina D es mediante la exposición moderada y regular a los rayos solares. No es lo mismo someterse a sesiones intensas se radiación solar una semana al año que hacerlo diariamente simplemente caminando por el parque. Tenga esto presenta al disponerse a recibir su porción regular de vitamina D.

            ¿Se puede obtener vitamina D de forma oral? Sí. Principalmente a través del consumo de pescado y también de suplementos como el Omega 3. Tomar otras formas sintetizadas de vitamina D podría ser perjudicial para su salud y debe consultar a su médico al respecto.

            Una alimentación variada, rica en frutas y verduras, además del consumo de pescado y la exposición moderada al sol configuran un cóctel perfecto para mantener en niveles adecuados la ingesta de esta vitamina esencial para la salud.

            ¿Desea alimentarse mejor? ¿Cambiar de hábitos? Si sus hábitos alimentarios o de conducta son deficientes, programarse mentalmente para el cambio puede ser esencial. La radiónica se puede usar con mucho éxito para modificar resistentes hábitos negativos. Si dispone de un dispositivo radiónico adecuado, le sugerimos que lo utilice con este objetivo en mente.

Las proteínas en polvo ¿Son convenientes?

El consumo de proteínas en polvo se ha generalizado. Ya no son usadas exclusivamente por los amantes del culturismo. Personas corrientes, no dadas a desarrollar los músculos de manera especial, también las usan. Últimamente, incluso los mas mayores las emplean para evitar volverse delgados y frágiles.

Se pueden consumir, en proporciones ajustadas, para agregar algo de músculo y perder grasa cuando se acompañan de ejercicio adecuado a cada edad. En un blog dedicado a la radiónica hablamos sobre ellas, porque midiendo su efecto a nivel energético sobre un organismo (mediante un dispositivo radiónico), por regla general se aprecia que aportan beneficios.

Por regla general, los preparados incluyen no sólo proteínas sino otros elementos beneficiosos, que habitualmente se pasan por alto o se consumen de manera insuficiente en la alimentación moderna (vitaminas, aminoácidos, magnesio, etc). Investigadores de la Universidad Purdue en los Estados Unidos, realizaron más de 30 estudios con personas que utilizaron proteína en polvo de forma diaria. Unas las tomaron con las comidas habituales y otros entre horas. Se compararon los cambios en el peso, la masa muscular y la composición corporal en cada grupo. La hora del día en que se consumían y su acompañamiento tuvo diferentes efectos en el organismo.

Los descubrimientos fueron interesantes:

Si se consumen entre comidas, es más probable que aumenten la masa corporal total. Tanto músculo como grasa (dependiendo del tipo de producto consumido). Es decir que se ganará algo de peso, lo cual es importante para determinadas personas y negativo para otras.

Por el contrario, si la proteína en polvo se ingiere durante una comida habitual (desayuno, almuerzo o cena), aumentan las posibilidades de ganar músculo y perder grasa sin aumentar de peso. La razón parece deberse a que, al tomar proteínas durante las comidas, las personas ajustan su ingesta y comen proporcionalmente menos alimento en total. Esto hace que la proporción de nutrientes valiosos en esa comida, aumente sin incrementar las calorías. Si las proteínas en polvo se suministran entre comidas, las personas tienden a comer más globalmente, lo cual se notará en la báscula.

El estudio publicado en la revista Nutrition Review determinó también que el consumidor debe buscar las variedades o marcas veganas y aquellas que tengan menos edulcorantes artificiales o proteínas hidrolizadas. Su uso debe ser esporádico o en periodos de mayor desgaste.

La radiónica puede utilizarse para comprobar la utilidad y conveniencia de emplear determinados alimentos o suplementos en personas concretas, en relación a su compatibilidad energética. Para ello se mide la vitalidad del individuo en general y luego se vuelve a medir, incluyendo junto a la muestra de la persona una muestra del producto. Si disminuye su vitalidad, el producto será dañino. Si por el contrario aumenta, será positivo para esa persona y en ese momento dado.

julio 2018

Medicarse sin necesidad puede causarle problemas

Desde este blog, siempre hemos valorado en su justa medida la labor de la medicina tradicional y los consejos médicos. Sin embargo, muchas personas utilizan la medicación recomendada por el médico en una ocasión determinada y bajo circunstancias concretas, para seguir usándola sin necesidad en ocasiones diferentes y sin volver a consultar con el profesional de la medicina.  Esto, sin duda alguna, puede traer problemas de todo tipo.

Un ejemplo de esto lo tenemos en un medicamento muy empleado en la actualidad, que puede provocar importantes efectos secundarios. Desafortunadamente, la mayoría de los usuarios lo consume en exceso y sin recomendación del facultativo. Nos referimos al conocido paracetamol.

Hace pocos años se descubrió que un simple comprimido de paracetamol de 1.000 mg puede disminuir emociones positivas como la sensación de alegría en tan sólo una hora. También reduce la empatía con el sufrimiento ajeno, según el doctor Baldwin Way, profesor de psicología del Instituto de Investigación Médica sobre el comportamiento del Wexner Medical Center’s de la Universidad Estatal de Ohio en los Estados Unidos. Según sus investigaciones, además de disminuir el dolor, esta sustancia embota los sentidos y hace a las personas más duras en su relación con otros. Todo esto, es un añadido a los otros posibles efectos secundarios que cualquier consumidor puede consultar al leer el prospecto de cualquier medicamento que contenga paracetamol, en mayor o menor medida.

¿Nos medicamos sin necesidad? ¿Recurrimos a medicamentos peligrosos sin ni siquiera consultar a un médico? Mantener la salud es una responsabilidad individual. Sin salud es difícil disfrutar de la vida o aprovechar la existencia para sacar el máximo partido al periodo de tiempo en el que estamos sobre este planeta.

En radiónica se considera que el equilibrio energético es básico para mantener y mejorar el organismo en perfecto estado. Es posible solucionar muchos problemas cuando armonizamos los diferentes niveles vibratorios en los que se asienta la materia física, sin necesidad de recurrir a peligrosas drogas. Problemas crónicos, sin solución bajo el prisma de la medicina convencional, pueden ser tratados desde la terapia radiónica. Lo mejor de todo es que la radiónica no interfiere con otros tratamientos convencionales ya que actúa a niveles de reestructuración de patrones de energía. Utilizar la radiónica es sencillo y sus efectos positivos pueden valorarse en un corto espacio de tiempo.

Preste atención a esto: ¡Su móvil (celular), tablet o bombillas LED pueden hacerle diabético!

Un estudio del centro Northwestern Medicines de Chicago que exponerse a la luz azul emitida por estos dispositivos durante varias horas al día, provoca un aumento de los niveles de glucosa en la sangre. Esto puede dar lugar a exceso de peso y al desarrollo de diabetes. Además, resulta llamativo que es más dañino si la exposición tiene lugar en horario nocturno.

Hay que destacar también que el uso continuo de las pantallas provoca problemas visuales que pueden llegar a ser serios. Desde ojo seco a la degeneración macular, pasando por astigmatismo, hipermetropía y miopía.

La aparición y el desarrollo de las nuevas tecnologías debe llevar aparejada una correcta utilización de los dispositivos que deben ser empleados con moderación. La dependencia psicológica y los problemas físicos pueden llegar a ser importantes.

En breve dispondremos de dispositivos portátiles de precio reducido (tarjetas ARE X Portables) que pueden ser usadas con éxito para distintos objetivos. Uno de ellos, contrarrestar de forma efectiva tanto la contaminación electromagnética como otros problemas derivados de los dispositivos de comunicación modernos.

Deja un comentario