Papaya

Adelgazar y mantener un cuerpo equilibrado

Disponible en/ Available in: esEspañol

La papaya es una fruta extraordinaria. La razón principal es que aporta sólo 13 Kcalorías por cada cien gramos. Tiene un alto contenido en vitamina A y C, es baja en grasas y aporta magnesio y potasio. Disminuye el colesterol y los triglicéridos y evita la retención de líquidos. Además, resulta saciante.

¿Qué tiene que ver este comentario en un blog sobre radiónica? Sencillamente que se puede comer para adelgazar sin renunciar al paladar y que el mantener un cuerpo sano, en el peso correcto y equilibrado depende de varios factores: Alimentación adecuada, ejercicio acorde a la época vital y pautas adaptadas a cada persona, dependiendo de las circunstancias individuales. Entre estos últimos citaremos la edad, desórdenes endocrinos o herencia genética.

Cuando se aborda el adelgazamiento desde el punto de vista radiónico, habrá que considerar sobré qué necesitamos incidir especialmente en cada persona. Algunos sólo necesitarán consumir menos cantidad de alimentos. Otros disminuir su consumo de alcohol. Otros realizar más ejercicio y otros descubrir la alimentación más adecuada para su organismo en particular.

Antes de programar nuestro dispositivo, pensaremos sobre los aspectos concretos que consideremos esenciales para nosotros. Si somos conscientes de que comemos demasiados alimentos calóricos o azucarados, trataremos ese aspecto concreto. Si comemos demasiada cantidad, procederemos sobre eso. Si llevamos una vida demasiado sedentaria, nos programaremos para disfrutar de la práctica de algún deporte o actividad física. Si nuestro punto flaco está relacionado con el consumo de bebidas no convenientes, será ahí donde dirigiremos nuestra atención y nuestra experiencia radiónica. Algunas personas que desean el máximo de facilidad, incluso programan su aparato para encontrar la mejor ayuda externa posible que les sirva de soporte para su objetivo de adelgazar con el mínimo esfuerzo.

Es siempre importante equilibrarnos energéticamente, mejorar el tono muscular y trabajar el sistema endocrino. Por último, establecer claramente nuestro deseo global por alcanzar un estado más armónico de salud integral que contemple el peso correcto para nuestra edad y características. Cuando abordamos los problemas complejos desde un punto de vista holístico y completo, las posibilidades de solución se aceleran e incrementan de forma exponencial.