Asuntos complejos con Radiónica. Cómo sacar más partido todavía

Back to Blog

Asuntos complejos con Radiónica. Cómo sacar más partido todavía

Una persona que utiliza regularmente la radiónica para asuntos diversos nos preguntaba hace poco lo siguiente:

“Estoy entusiasmado con mi dispositivo ARE X Pro. Cada día se me ocurren nuevas aplicaciones, desde asuntos del organismo y bienestar personal hasta cuestiones de relaciones, pasando por situaciones diversas que necesito arreglar o incluso problemas pequeños a solucionar. Es sorprendente ver cómo las cosas evolucionan a mejor o se arreglan.

El caso es que programé la resolución de un conflicto empresarial y la situación, que estaba estancada, se ha empezado a mover de manera que ha tomado un rumbo inesperado muy bueno, que también me ha dado nuevas ideas. Estas ideas pueden llevarme a una solución mejor a la esperada en principio.

La pregunta es: ¿Puedo modificar el objetivo o debo mantener el que tenía en un primer momento? Es decir, ¿Se puede alterar lo programado una vez establecido o hay que esperar a que finalice el proceso iniciado hasta el final antes de cambiarlo?”

La respuesta es la siguiente: Lo ideal es ir modificando los objetivos en función de lo que vaya apareciendo. Es difícil tener toda la información y muchas veces ni siquiera es posible saber al principio, lo que es importante o no en un asunto complejo. Así que puede ir cambiando el objetivo final o los intermedios si considera que hay nuevas vías que deben ser utilizadas.

Siempre hemos dicho que la experimentación con radiónica es la mejor escuela para el propietario de un equipo. Hay personas que incluso se programan a sí mismas en el propio dispositivo, para ser más imaginativas y tener las mejores ideas de forma que puedan sacar el máximo provecho de su dispositivo de radiónica.

La radiónica puede ser una herramienta extraordinaria para mejorar su vida a cualquier nivel, pero si sólo utiliza el equipo que ya posee para una sola acción, posiblemente esté dejando escapar otras posibilidades de mejora muy gratificantes. Sería como si alguien comprase un Ferrari sólo para llevar y traer a su hijo al colegio sin disfrutar de otras opciones para las que el vehículo fue concebido.

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog