Atención: ¡Este aditivo le impide hacer ejercicio! (1 de 2)

Back to Blog

Atención: ¡Este aditivo le impide hacer ejercicio! (1 de 2)

¿Ha experimentado alguna vez la sensación de falta de energía y no tener ganas ni siquiera de moverse del sofá? Sin ninguna causa como enfermedad, falta de sueño o depresión. Simplemente la ausencia de fuerza para activarse físicamente, realizar ejercicio o, mucho menos, acudir a un gimnasio.

Un estudio reciente indica que un aditivo alimentario común puede ser el culpable de su incapacidad para activarse o ejercitarse. La investigación se realizó en el Centro Médico de la Universidad Southwestern de Texas, dirigida por el Dr. Vongpatanasin.

El aditivo en cuestión es el fosfato, que es una forma de fósforo. Se utiliza por muchas empresas alimentarias para maximizar la vida útil de ciertos productos comestibles y sobre todo como potenciador del sabor.

Hay que señalar que nuestros cuerpos necesitan este mineral para mantener un buen estado a nivel óseo y otras funciones básicas. Sin embargo, el exceso de fósforo puede resultar perjudicial e incidir sobre la energía que nos permite mantener las actividades cotidianas.

En el estudio se trabajó sobre dos grupos de ratones. Ambos fueron alimentados con dietas saludables, pero a un grupo se le dio el fosfato extra equivalente al contenido en las dietas desnaturalizadas que siguen muchas personas en la actualidad.

Después de 12 semanas, los ratones que recibieron un exceso de fosfato pasaron menos tiempo corriendo en cintas de correr que el grupo de dieta normal. Tenían peor condición cardiovascular.

Además, los ratones a los que se añadió extra de fosfato presentaban un metabolismo deteriorado. No podían quemar grasa como el otro grupo. Genes que controlan el procesamiento de la grasa resultaron alterados en estos roedores.

La segunda parte del estudio se centró en los humanos. Más de 1,600 sujetos sanos usaron dispositivos rastreadores de realización de ejercicios durante una semana. Las personas con mayores niveles de fosfato mostraron un sedentarismo mucho más acusado. Pasaron menos tiempo «en actividad física moderada a vigorosa».

A nivel energético, con un dispositivo de radiónica, también se puede observar el efecto negativo sobre la vitalidad que se produce por el consumo de alimentos con exceso de fosfato.

Comer alimentos desnaturalizados provoca efectos negativos de todo tipo. Tomar consciencia de esto nos ayudará a mantener, en la medida de lo posible, una dieta más sana. ¿Cuáles son los alimentos que más fosfato añadido presentan? Lo veremos en la próxima entrada de este blog.

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog