LOS RECEPTORES ANTENA Y SU IMPORTANTICIA PARA EXPLICAR LOS FENÓMENOS DE LA RADIÓNICA

LOS RECEPTORES ANTENA Y SU IMPORTANTICIA PARA EXPLICAR LOS FENÓMENOS DE LA RADIÓNICA

  El Doctor investigador Bruce H. Lipton, una autoridad en biología que ha dado clases de Biología Celular en la Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin y estudios pioneros en la Universidad de Standfor, ha publicado un libro muy interesante llamado “La biología de la creencia”. En una de sus múltiples afirmaciones novedosas, destaca las investigaciones sobre los receptores celulares o “receptores antenas” que no sólo reaccionan ante moléculas físicas para modificarse y realizar sus funciones.

Según parece estos receptores también perciben y reaccionan a los campos de energía ondulatoria y ciertas frecuencias de radio. Al parecer estos receptores de energía vibran a la semejanza de diapasones. Si la energía ondulatoria se encuentra con un receptor antena, alterará la carga proteica y ocasionará un cambio en forma en la proteína receptora. Por tanto, podrán tener efecto sobre la fisiología celular desfasada (o desequilibrada).

Así, según este investigador, “el comportamiento biológico puede ser controlado por fuerzas invisibles, entre las que se incluyen los pensamientos…..”. La teoría radiónica siempre explicó que hay un efecto medible que incide sobre el organismo físico cuando se modifican parámetros energéticos. La radiónica busca restablecer los parámetros o campos de información intrínseca alterados que conducen a manifestaciones físicas de enfermedad. Al emitir patrones armónicos determinados se pueden modificar de forma positiva los alterados, restaurando el equilibrio y por tanto la normalización, con objeto de recuperar el estado de salud y normalidad.

Tanto las investigaciones sobre el efecto de patrones energéticos sobre los seres vivos como las investigaciones sobre la física cuántica, parecen respaldar el funcionamiento de los dispositivos radiónicos y sus enormes posibilidades para los seres humanos.

Share this post

Deja un comentario