Coherencia cardiaca, el mejor regulador del estrés

Back to Blog

Coherencia cardiaca, el mejor regulador del estrés

La coherencia cardíaca es un término que describe un estado de alta eficacia física y psicológica. Se basa en que, si nuestro corazón está en armonía, envía señales positivas al cerebro, lo cual desemboca en un buen estado de salud físico, mental y emocional, de la persona. El corazón dispone de cerca de 40.000 neuronas, las cuales, se conectan con nuestro cerebro incidiendo en el estado emocional y viceversa. Estudios del Instituto Heart Math han demostrado que las emociones se reflejan claramente en los latidos del ritmo cardiaco. Se puede llegar a una coherencia cardíaca.

En general, casi todas las personas han experimentado los efectos de las sensaciones y emociones sobre el corazón. Tanto la alegría como la tristeza pueden influir de forma apreciable sobre este órgano esencial. Sin embargo otro tipo de estados mentales también inciden sobre el mismo y se hace preciso ser conscientes de las acciones que podemos ejercer de manera consciente para no maltratar nuestro corazón.

Cuando surgen dificultades, es necesario que cambie su perspectiva: dé la vuelta al problema. No espere a que las circunstancias externas sean propicias, empiece por controlar su interior. Si consigue acabar con el caos mental, se sentirá mejor de manera automática y mejorará su ritmo cardíaco y su sentimiento de equilibrio.

Uno de los métodos más eficaces para potenciar la coherencia cardíaca es la meditación. Le damos dos pautas principales para comenzar:

  1. Céntrese en su interior a nivel general. Busque un lugar donde no le molesten. Siéntese y aíslese para abandonar las preocupaciones durante unos minutos. Es importante aceptar que nuestras preocupaciones pueden esperar un poco, el tiempo necesario para que el corazón y el cerebro recuperen su equilibrio. Empiece realizando respiraciones lentas y profundas estimulando el sistema parasimpático. Debe centrarse plenamente en la respiración, hasta que esta se vuelva más natural y suave.

 

  1. Concentrarse en su corazón. Puede imaginar que respira a través del corazón. Siga respirando lenta y profundamente y visualizando el corazón envuelto en energía de color blanco azulado. Imagine que la inspiración insufla el oxígeno que necesita y que con la espiración se deshace de los residuos negativos. Imagine movimientos relajados, armónicos y flexibles, mientras el corazón se tranquiliza.

Para más información, puede encontrar en la red numerosos vídeos y ejercicios para potenciar la coherencia cardíaca.

Si dispone de un equipo radiónico funcional como el ARE X3 Pro, puede utilizar uno de los programas especialmente ideados para mejorar a nivel vibratorio su sistema cardíaco. Es muy sencillo de emplear. También puede emplear los ratios de afirmación y observar cómo su estado de ánimo se vuelve mucho más positivo en tan sólo unos minutos.

 

 

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog