Cómo aprovechar mejor los efectos extraordinarios de la meditación

Cómo aprovechar mejor los efectos extraordinarios de la meditación

Casi todo el mundo considera que hay efectos benéficos en meditar, pero muy pocas personas lo hacen con regularidad. En realidad, si todos lo hiciésemos diariamente, disminuiría el consumo de ansiolíticos, los medicamentos para regular la tensión y otros fármacos para enfermedades diversas. Es posible que disminuyesen los conflictos familiares y hasta la delincuencia (como reflejan varios estudios de importancia).

Una investigación publicada en Scientific Reports constató que meditar reduce las emociones negativas, la ansiedad y el estrés, además de incrementar las capacidades cognitivas como la memoria. Por otra parte, los practicantes de meditación diaria duermen mejor y disfrutan de organismos más sanos.

No es necesario dedicar horas a esta actividad. Veinte minutos pueden ser suficientes para comenzar. Los que se inician suelen elegir algún momento de la tarde o principios de la noche para practicar y al mismo tiempo eliminar los efectos de las tensiones del día.

La práctica habitual de la meditación permite establecer nuevas conexiones neuronales y activar funciones cerebrales que pueden estar desaprovechadas. Es posible alcanzar diferentes profundidades en los procesos meditativos con diferentes objetivos y funcionalidades. Además, la meditación facilita el uso de la visualización creativa con todas las ventajas añadidas que entraña.

Los dispositivos radiónicos ARE X2 y ARE X3 Pro disponen de diferentes frecuencias de emisión de orgón que se pueden aprovechar para entrar en estados de meditación muy precisos y de forma más rápida. Pueden establecerse para una persona determinada (que puede ser el usuario del equipo u otra persona) o incluso para un grupo completo (en el caso de quienes deseen iniciar a otros en esta provechosa práctica o sean instructores).

También es posible fijar emisión de orgón con el objetivo de concentrarse para un determinado trabajo, para realizar una tarea precisa o para practicar deporte a distintos niveles. Además, ¿Por qué no programar su dispositivo para adquirir la costumbre de meditar? Sin duda, se sorprenderá de los resultados.

Share this post

Deja un comentario