Cómo comenzar con buen pie un nuevo periodo

Back to Blog

Cómo comenzar con buen pie un nuevo periodo

Cuando finalizamos un año y comenzamos uno nuevo, todos esperamos que las cosas marchen de la mejor manera posible en los próximos 365 días. La gente brinda por lo que desea hacer realidad o por aquello que quiere seguir manteniendo. Es la forma más habitual de esperar que nuestra intención tenga algún efecto sobre nuestro entorno.

Podemos definir el poder de la intención como una energía mental aplicada sobre uno o varios objetivos concretos con el objetivo de que puedan llegar a materializarse de alguna forma. En el libro “The Intention Experiment” la investigadora Lynne Mc Taggart trata de plasmar la idea de que todo lo existente en el universo está interconectado y que es posible enlazarnos mediante nuestra mente a aquello que nos interesa. Una vez realizada la conexión, podemos incidir en la manifestación de lo que deseamos mediante la intención.

Las escuelas de adiestramiento mental clásicas siempre defendieron que el uso de la visualización es una de las formas más habituales de enfocar lo que buscamos. Una vez realizado este enfoque, se establece una conexión a través de la cual se puede intentar acercar al mundo físico el estado de manifestación deseado. Se requiere constancia y determinación para mantener una idea fijada en la mente y reproducirla con el mayor detalle de forma periódica. No cabe la menor duda de que la experiencia de multitud de personas, señala que es una manera efectiva de alcanzar nuestras metas, pero no es menos cierto que precisa gran fuerza de voluntad y claridad mental para que los resultados se terminen produciendo.

La radiónica proporciona un atajo a este proceso. Enlazamos lo que deseamos con nuestra situación actual y establecemos coordenadas vibratorias precisas para realizar una conexión adecuada. Dejamos actuar, y con mucha menor atención y mayor relajación, esperamos que se produzcan resultados iguales (o similares en lo posible) a aquello que queremos experimentar en nuestra realidad personal. Se emplean aparatos especialmente concebidos para este propósito con diversas maneras de actuar. La calidad del dispositivo es algo importante (ver dispositivo ARE X3 Pro)

El comienzo del nuevo año puede ser un buen momento para experimentar con la radiónica y establecer objetivos positivos. Sean estos relacionados con la salud, el bienestar mental o situaciones y objetivos que queramos cumplir. Y es que la vida se convierte en algo mucho más interesante cuando los seres humanos pueden acceder a niveles de realización significativos. Haga la prueba y se convencerá.

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog