El principal objetivo de la Radiónica

Back to Blog

El principal objetivo de la Radiónica

¿Cuál es principal objetivo que una persona debe perseguir? Unos dirán que “ser feliz”. Otros dirán que “ayudar a los demás”. Otros que “proporcionar a su familia una existencia mejor”. Otros mencionarán “hacer lo posible para que el planeta mejore”… Todas estas respuestas son legítimas y hay muchísimas más que pueden considerarse así. Incluso las persiguen mejoría económica o conseguir posesiones materiales. Pero hay algo que no debemos olvidar.

Para hacer realidad cualquier objetivo, una persona tiene que mantenerse en el mejor estado posible. Tanto a nivel físico como a nivel mental. Ciertamente hay personas que sufren determinadas discapacidades que les limitan, pero aún así, logran sacar lo mejor de ellas mismas manteniendo su situación controlada o incluso mejorándola en la medida de lo posible, de manera que pueden lograr sus sueños.

Cuando trabajamos con radiónica, el objetivo básico es alcanzar lo mejor dentro de nuestras posibilidades. A veces la situación de partida nos parece buena, pero podemos acceder a uno o varios niveles superiores. A partir de ahí cualquier otro objetivo externo será más fácilmente alcanzable.

Armonizarnos a nivel energético es el principio. La importancia de esto es primordial dado que consideramos el organismo como un todo interdependiente. Si nos equilibramos diariamente partiremos de un estado que beneficiará a todo el cuerpo y a partir de ahí podremos trabajar aquello que nos preocupa o necesita ser sanado.

Con los objetivos externos ocurre lo mismo. Trabajamos lo básico hasta que las necesidades están cubiertas. Después buscamos alcanzar la siguiente etapa del camino que nos lleva a metas mayores. No es posible ir a la Universidad si antes no aprendemos a leer. Si sólo pensamos en el final sin pasar por las etapas intermedias, creeremos que el final no llega con la rapidez que deseamos.

Si trabaja con radiónica exclusivamente el final de una meta que precisa diez años para ser conseguida, quizá llegue a pensar que la situación no se hace realidad como usted quisiera, pero lo único que ocurre es que todo marcha bien dentro del tiempo necesario para que esta meta se materialice.

Considere siempre los estados intermedios de cualquier cosa que desea hacer realidad y trabaje con radiónica la consecución de la etapa más cercana a cubrir. Por supuesto esto no significa que no pueda intercambiar su visión de futuro desde lo más cercano a lo más lejano. Incluso trabajar con diferentes objetivos o las diferentes etapas de un solo objetivo.

No deje de trabajar habitualmente objetivos sencillos para comprobar que puede configurar, parametrizar e influir sobre lo que enfoca su mente con ayuda de la radiónica. Cuanto más practique, más fácil le resultará todo. Comprobará que puede influir sobre las circunstancias y que dispone de una herramienta extraordinaria para lograr una existencia más significativa.

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog