Esto es muy importante para que duerma bien

Back to Blog

Esto es muy importante para que duerma bien

Cada vez hay más personas que consideran que su calidad de sueño está disminuyendo. Las consecuencias son importantes: Dormir mal y durante escasas horas afecta al estado de ánimo, a la capacidad de concentración, al bienestar general de la persona y a decenas de funciones orgánicas que permiten mantener una buena salud. Si quiere vivir más y mejor tiene que proponerse alcanzar un buen y adecuado sueño nocturno.

Según las pruebas realizadas a más de 14.000 personas en los Estados Unidos por el Dr. Joseph Kraft y un equipo de investigadores del Instituto de Investigación Scripps, el papel de la insulina resulta fundamental en el equilibrio regulatorio de la temperatura corporal. ¿Qué tiene esto que ver con el sueño? Muy sencillo: La glucosa y la insulina en sangre incrementan la temperatura corporal central. Incluso las personas sin resistencia a la insulina pueden experimentar un incremento de la temperatura central después de ingerir una comida abundante en carbohidratos que desemboca alta secreción de insulina para normalizar el incremento de azúcar en sangre.

Para disminuir el exceso de calor generado por el metabolismo, los vasos sanguíneos fluctúan de tamaño para facilitar la termorregulación. Los niveles más altos de glucosa (azúcar) en sangre afectan a la osmolalidad del plasma, lo que tiene repercusiones en la capacidad del organismo para enviar sangre a la periferia y sudar. Esto tiene un efecto en la capacidad para experimentar sueño profundo.

Seguramente habrá tenido la experiencia de despertarse por tener más frío o calor de lo habitual. El aumento de la temperatura nocturna incrementa especialmente la posibilidad de tener un sueño deficiente.

Si come dentro de las tres o cuatro horas antes de irse a la cama debería considerar ducharse con agua templada que le permita disminuir su temperatura corporal y su sensación de relajación. Lo ideal es evitar la abundancia de hidratos y realizar una cena ligera. Y es que, la sabiduría popular ya lo expresa desde hace generaciones: “De grandes cenas están las tumbas llenas”.

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog