Experimentar con radiónica

Experimentar con radiónica

La mayoría de las personas que se acercan a la radiónica lo hacen con uno o varios objetivos concretos en mente. Algunos piensan en el aspecto de desarrollo personal (mejora de las relaciones, incremento de capacidades laborales o sociales, consecución de metas en los estudios, etc). Otras personas se centran en el mundo de las terapias alternativas y sus múltiples aplicaciones. También hay quienes quieren incrementar sus posibilidades de materialización y conexión con asuntos relacionados con la empresa, la familia, los conocidos, etc.

Sea cual sea el caso, lo importante es siempre tener una postura abierta a la experimentación y a ir más allá. El operador radiónico no debe limitarse a utilizar su dispositivo exclusivamente para un tipo de acción, sino que debe probar otros campos con el objetivo de coger confianza y práctica.

La teoría radiónica postula la posibilidad de alterar nuestra realidad mediante acciones sobre el armazón energético del conjunto de lo existente. Siempre podemos acercarnos más a aquello que deseamos construir. Todo lo que implique acciones positivas encontrará los sustratos necesarios para avanzar a gran rapidez.

Si lo que deseamos implica mejora para diferentes participantes, aprovecharemos la sinergia positiva de otros campos de información energética. Si lo que buscamos implica aspectos negativos para otros, encontraremos resistencias y consecuencias.

Pregúntese siempre si la acción perseguida es positiva para todos los participantes o al menos neutra para otras personas o seres vivos. Si la respuesta es afirmativa, habrá fluidez en los resultados. Siempre hay maneras de construir realidades en las que nadie salga perjudicado. Busque esas maneras y actúe sobre ellas. Es la mejor manera de obtener sorprendentes resultados en menos tiempo del que imagina.

Share this post

Deja un comentario