Hacer balance y reflexionar

Hacer balance y reflexionar

En los últimos días del año, los diarios y las televisiones suelen hacer resúmenes de las noticias más importantes de los doce meses pasados. Aquellas que tuvieron especial impacto en el público en ese momento dado o en relación con el futuro. Es una manera interesante de hacer balance en relación a la sociedad en la que vivimos o una forma de pensar en lo que puede deparar el devenir del tiempo que llega.

A nivel personal, hacer balance cada año (o cada cierto tiempo) es una manera de meditar sobre dónde nos encontramos en la línea de nuestra vida y lo que hemos hecho durante el periodo considerado. Esto nos puede llevar a preguntas como: ¿He mejorado mi salud en este tiempo? ¿He mejorado mis relaciones personales y familiares? ¿He mejorado mi vida en general? ¿Tengo objetivos y metas que valgan la pena? ¿Me he acercado a mis objetivos? ¿He mejorado o estoy dando pasos para mejorar mi nivel de vida? ¿Cómo he actuado en relación a mi familia o aquellos que dependen de mí? ¿Qué puedo hacer si algo ha ido peor de lo esperado o quiero sacar más partido al resto de mi vida?

No hace falta que nos juzguemos con culpa, se trata de hacer un simple análisis sin carga emotiva, como si estuviésemos observando a la persona protagonista de una película. Este simple análisis, puede hacernos ver la realidad de forma más objetiva y ayudarnos para tomar decisiones más acertadas. Las conclusiones a las que lleguemos de esta manera nos permitirán abordar las siguientes etapas de nuestra existencia de manera más positiva, con mayor determinación y de una manera más significativa.

La radiónica nos puede ayudar tanto a fijar nuestros objetivos como a acercarnos a los mismos. También a incrementar las posibilidades de resolver los problemas que nos preocupan. Conectarnos con realidades mejoradas sólo es cuestión de utilizar adecuadamente las herramientas necesarias a nuestro alcance. Haga la prueba.

Share this post

Deja un comentario