La clave básica para conseguir objetivos de cualquier tipo

Back to Blog

La clave básica para conseguir objetivos de cualquier tipo

Uno de los cuentos más famosos de todos los tiempos es “Alicia en el País de las Maravillas”. Su autor, Lewis Carroll puso en boca de uno de sus personajes una frase que encierra una verdad fundamental.

Cuando Alicia, la jovencita perdida, se encuentra con el gato de Cheshire, ella le pregunta:

  • Minino de Cheshire, ¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
  • Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.
  • No me importa mucho el sitio… – dijo Alicia.
  • Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes – dijo el Gato.

Para encontrar un camino es esencial saber el destino donde queremos llegar. La falta de un propósito en las personas puede causar infelicidad y como consecuencia, un caminar sin rumbo y sin sentido. Los seres humanos necesitamos metas y objetivos. Causas que hagan significativa nuestra vida. A veces pueden ser finalidades muy elevadas y otras veces, objetivos sencillos que nos llenen de felicidad, como realizar un trabajo o actividad que nos permita contribuir, de alguna forma, al bienestar de otros.

Muchas personas sienten y piensan que sus vidas necesitan un cambio. Perciben que tienen que hacer algo diferente, pero no saben qué meta o metas deben perseguir. La radiónica nos permite programarnos para alcanzar un destino, objetivo o ambición enlazándonos a nivel energético con la vibración de ese destino, pero ¿Qué ocurre si primero necesitamos saber lo que queremos? También podemos programarnos para descubrir qué es aquello que puede motivarnos como motor fundamental de nuestra existencia.

Cuando realizamos esta acción mediante un dispositivo radiónico, es probable que en poco tiempo percibamos ese “sitio al que quieras llegar” como dijo el Gato del cuento de Alicia. Esa percepción, “insight” o revelación llegará en el momento adecuado, a través de alguna experiencia, lectura, comentario de otra persona o simple inspiración. Es como un “darse cuenta” de lo que se desea. A partir de entonces se podrá determinar el camino y volver a programarnos para dar los pasos necesarios para atravesarlo con mucha mayor facilidad, rapidez y certeza. Haga la prueba.





 

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog