prana

La energía Chi, Prana, Orgón, Eódica y la radiónica

Disponible en/ Available in: esEspañol

La medicina ayurvédica considera que a través del organismo humano circula un tipo de energía intangible que es esencial para la vida. Esta energía se puede ver alterada por la enfermedad, lo que implica un mal funcionamiento del cuerpo. También puede verse influenciada por la mente y los bloqueos causados por distintas incidencias psico-físicas.

Se considera que es el mismo tipo de energía mencionada en la medicina china y que se trabaja con la acupuntura. Se trataría del principio orgónico (orgón) descubierto por el doctor Wilhem Reich y también la llamada energía eódica según otros estudiosos de esta fuerza presente en todos los seres vivos y en la naturaleza.

Muchos teóricos de radiónica explican que es posible emplear esta energía que se puede producir por distintos medios y generadores, de manera que se aumente la potencia de un dispositivo radiónico clásico. El objetivo sería doble. Por un lado, aumentar la velocidad de acción y por otro lado servir de barrera a la influencia de retorno que puede producirse al tratar elementos u objetivos muy desestructurados.

En la radiónica clásica se establecía que la colocación de los dispositivos y operador en relación con el campo magnético terrestre podía influenciar los resultados. Al incluir un generador de orgón en un aparato radiónico, este requisito ya no es importante salvo en casos puntuales.

La energía producida por un aparato radiónico como el ARE X3 Pro se modula con los diales y con la frecuencia de emisión, adaptándola para conseguir la emisión óptima para cada fin perseguido.

Es importante no colocar el generador de orgón cerca del suelo (tiende a ser absorbido por este) o cerca de un microondas (se deteriora).

Recuerde que no es lo mismo un acumulador de orgón que un generador de orgón. El primero, como su nombre indica, sólo lo acumula, pero difícilmente se puede sacar provecho del mismo. El segundo lo expele y es muy beneficioso si se emplea correctamente. Sobre todo, si se trata de un generador de alta potencia.