La enfermedad de la tecnología

Back to Blog

La enfermedad de la tecnología

Para aquellos que niegan o dudan del efecto de la contaminación electromagnética sobre el ser humano, existe un padecimiento de reciente aparición que hace necesaria la prevención. Se llama “Lipoatrofia Semicircular”.

Sus síntomas externos son la disminución del tejido adiposo en la zona de muslos y antebrazos formando una especia de hundimientos de la piel, con una profundidad de entre 1 y 10 mm y un diámetro de entre 5 y 10 mm (la mayor medida en muslos). Afecta en su mayor parte a las mujeres (por tener mayor tejido adiposo) pero también a los hombres.

Esta enfermedad tuvo sus primeros casos en Europa en la década de los 70 del siglo XX aunque se ha intensificado en los últimos años y se asocia a los edificios altamente tecnificados donde se utilizan gran cantidad de ordenadores, cables, comunicación inalámbrica, mobiliario y revestimientos sintéticos, escasez de ventilación natural y mucho aire acondicionado.

Por regla general sólo son visibles las hendiduras en la piel mencionadas, aunque algunas personas reportan también cuadros de cansancio y falta de vitalidad (lo cual puede derivar en otros problemas mayores).

El problema desaparece cuando la persona se aleja de la fuente del problema durante un periodo de algunos meses o se modifican las condiciones medioambientales presentes en los edificios altamente tecnificados. En general, colocación de las fuentes de contaminación electromagnética alejadas de los trabajadores, tomas de tierra para derivar la corriente electrostática y aumento de la humedad del ambiente de trabajo.

Ya hemos comentado como muchos terapeutas alternativos proceden al reequilibrado energético como acción fundamental para lograr el restablecimiento de los pacientes que acuden a sus consultas. Generalmente cuando existe malestar general cuyo origen no ha podido ser establecido siguiendo las exploraciones médicas habituales. Esta acción relativamente sencilla suele producir un alivio muy rápido que incide sobre el estado de bienestar general de la persona afectada.

El dispositivo ARE X Portable “Contaminación electromagnética” facilita un reequilibrado vibratorio general de forma continuada que incide de manera positiva sobre las personas sensibles afectadas por las radiaciones en general. Recuerde que puede comprobar su efectividad durante 30 días con completa garantía.

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog