La radiónica como desarrollo personal y aprendizaje

Back to Blog

La radiónica como desarrollo personal y aprendizaje

El uso de la radiónica como sistema de desarrollo personal está cada vez más extendido. Hoy en día se entiende la existencia como un continuo donde la persona busca aprender y mejorar en cualquier campo durante toda su vida y no sólo durante un espacio de tiempo durante su juventud.

La radiónica permite programarnos con la idea de centrarnos en un determinado campo de nuestro interés (o varios al mismo tiempo) y con el objetivo de incrementar nuestras posibilidades, aptitudes y actitudes. Pero no sólo eso. También podemos programar actuaciones concretas dentro de cada campo. Desde asuntos de gran importancia hasta aspectos que aparentemente son secundarios. Por ejemplo, un usuario de radiónica nos comentó que estaba aprendiendo a tocar la armónica y que el instrumento se le daba bien, hasta que llegó a la parte relacionada con extraer notas no presentes naturalmente en dicho instrumento (llamadas técnicas de “bending”). Esto se consigue mediante posiciones de labios y técnicas de aspirado que precisan mucha práctica y gran concentración. Lo llevaba intentando durante semanas sin resultado hasta que pensó que podría intentarlo programando su dispositivo de radiónica para ese objetivo. En menos de 24 horas empezó a obtener resultados positivos.

Ya hemos comentado, que según la teoría radiónica, todo en el universo puede ser representado a través de codificaciones. Sean objetos materiales o conceptuales. Ideas y conjuntos de ideas. Técnicas y estados deseados. Así, partiendo de una idea o un concepto, expresado a través de su representación (ratio radiónico o expresión escrita), podemos encontrar fácilmente un código (mediante la posición de los diferentes diales del equipo y la placa adherente) que nos facilite la conexión con la realidad buscada. No hay nada de extraño, paranormal o raro en todo esto. Es una capacidad humana que todos poseemos y que puede ser utilizada y aprovechada mediante un buen equipo de radiónica. Además, es una acción muy sencilla.

Así que, si ya posee su dispositivo, no se limite a la consecución de grandes acciones trascendentes o a las interesantes acciones de terapia alternativa energética. Puede también disfrutar de otras posibilidades menores que requieran una “ayuda” extra para llevarlas a buen término. Experimente en cualquier campo de su interés y deléitese con los resultados.





 

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog