La realidad se puede alterar según la física cuántica

Back to Blog

La realidad se puede alterar según la física cuántica

El fenómeno del entrelazamiento cuántico resulta fascinante. Cuando se estudian dos fotones entrelazados (los fotones son partículas diminutas de energía), se puede constatar que lo que se haga sobre uno es inmediatamente percibido por el otro, que puede verse modificado por este hecho.

Lo llamativo es que la simple voluntad de un observador puede hacer que las partículas mencionadas alteren su estructura. Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Heriot-Watt en el Reino Unido han avanzado en las investigaciones relacionadas con el mundo cuántico, llegando a conclusiones asombrosas en relación a lo que consideramos como “mundo real”. Su trabajo se ha publicado en el repositorio científico Arxiv.

Mediante una serie de operaciones que pueden resultar confusas de explicar y de entender a simple vista, el resultado de estos científicos, según cálculo de probabilidades estadísticas, es que no existen hechos objetivos. Según esto, cada situación y cada resultado puede verse alterado por los agentes involucrados más allá de lo que cabría esperar de forma objetiva.

Esta conclusión es muy semejante a la que defiende la teoría radiónica y también la que muchas escuelas de pensamiento clásico establecieron hace siglos, según la cual, podemos influir de diversas maneras sobre la realidad que nos rodea modificando su percepción y desenvolvimiento. La radiónica posibilita obtener resultados cuando se interactúa con un sujeto u objetivo mediante una muestra (entrelazamiento). Con los aparatos radiónicos se busca reequilibrar estados alterados para recuperar el bienestar y también situaciones desarmónicas que son orígenes de problemas diversos. La misma idea sirve para buscar desenlaces positivos o consecución de objetivos diversos, teniendo en cuenta que todo lo existente está formado, en última esencia de partículas de materia.

No se trata de magia ni tampoco de esoterismo. La ciencia más moderna y vanguardista parece respaldar lo que la experimentación radiónica lleva más de cien años consiguiendo. Lo mejor es que resulta sencillo de comprobar a nivel individual cuando se utiliza un dispositivo adecuado. Usted también puede hacerlo y sacar provecho de ello.

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog