Las figuras geométricas y su uso en radiónica

Las figuras geométricas y su uso en radiónica

                ¿Sabe lo que son los Sólidos Platónicos? Los poliedros son un grupo de figuras geométricas que en la antigua Grecia se reconocían como los cinco elementos arquetípicos universales: Agua, éter, aire, fuego y tierra. Se consideraban figuras únicas y esenciales para la llamada geometría sagrada. Son la base de las estructuras.

                Los sólidos platónicos tienen características definidas y comunes:

  • Todas las caras de cada figura tienen un mismo tamaño. Por ejemplo, un cubo tiene seis caras cuadradas de las mismas dimensiones.
  • Todos los bordes de un sólido platónico son de la misma longitud.
  • Poseen el mismo tamaño en sus ángulos interiores. Si consideramos el cubo, todos tienen 90 grados.
  • Colocados en el interior de una esfera, todos sus puntos la tocarán.

Los sólidos platónicos son:

  • El Tetraedro
  • El Hexaedro
  • El Octaedro
  • El Icosaedro
  • El Dodecaedro Pentagonal

Lo menos conocido de estas figuras geométricas es que se pueden representar matemáticamente y que son empleadas para equilibrar energéticamente diferentes organismos vivos con resultados muy llamativos. Son bellas formas que se pueden encontrar realizadas en materiales como el cristal de roca, tanto como objetos decorativos como para uso equilibrador.

Resulta muy interesante hacer un testaje muscular kinesiológico en una persona que presenta alteraciones funcionales, antes y después de emplear los sólidos platónicos sobre su campo energético. Los resultados sobre la tonificación muscular pueden literalmente asombrar al experimentador. Se pueden emplear en radiónica con el mismo propósito, obteniendo resultados positivos, pero con mucha más facilidad y rapidez.

No sólo es posible emplear estas figuras. Hay muchísimos otros reactivos geométricos que provocan estados positivos relacionados con múltiples objetivos. Son las llamadas ondas de forma. Al trabajar con la radiónica es posible sacar excelente partido a todo un amplio abanico de elementos. Algunos de ellos literalmente son capaces de modificar positivamente un ambiente con carga electromagnética negativa (caso de la contaminación telúrica) o equilibrar espacios desarmónicos en tan sólo unos instantes. Es otro de las múltiples posibilidades de un dispositivo radiónico.

Share this post

Deja un comentario