Los sonidos, sus efectos y la radiónica

Back to Blog

Los sonidos, sus efectos y la radiónica

El sonido incide en el ser humano en múltiples formas. Cuando percibimos un sonido lo podemos calificar como simple “ruido” (generalmente cuando no hay armonía ni coherencia y además resulta incómodo) o como sonido (habitualmente con cierta definición, timbre o patrón que, como mínimo nos parece neutro). El sonido también puede estar configurado siguiendo una organización sensible, con patrones y combinaciones más o menos coherentes de sonidos y silencios. Esto último se podría calificar como música.

Desde el punto de vista puramente físico podríamos decir que el sonido (o la música) es una vibración que se propaga en un medio elástico. Resulta interesante que los sonidos musicales presentan ondas sinusoidales que suelen ir acompañadas de armónicos (sucesión de otras ondas cuyas frecuencias son múltiplos de notas base o fundamentales).

Nos quedamos con la idea de que cualquier sonido implica una vibración y que las vibraciones pueden incidir en los seres vivos (y por tanto en los humanos) provocando diversos efectos. Cualquier persona reconoce que las diferentes músicas existentes pueden generar distintos estados de ánimo a nivel individual o grupal. Desde la euforia a la melancolía, pasando por un gran número de otras sensaciones. Y eso considerando sólo las frecuencias audibles. También se puede utilizar música para el desarrollo cerebral y equilibrio físico (el efecto Mozart) o incluso para memorizar de forma rápida y profunda (según ciertas escuelas de súper aprendizaje).

De acuerdo con la teoría radiónica, también es posible emplear música, sonido o determinadas longitudes de onda para generar estados benéficos o facilitar procesos positivos en personas, animales o plantas.

Con su dispositivo radiónico ARE X3 Pro y el uso del programa informático Radionic Lite puede emplear música, sonidos, canciones y vibraciones de mantras considerados sagrados (por ejemplo, el producido por la sílaba OM, entre muchas otras), para incidir positivamente sobre el campo energético propio o el de otras personas, con muy buenos resultados.

Siempre hay alguna manera adicional de emplear un dispositivo radiónico de calidad para incrementar sus posibilidades en cualquier área de su interés. Experimente y dispóngase a cosechar resultados.





 

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog