Más allá de los síntomas clásicos

Back to Blog

Más allá de los síntomas clásicos

La mayoría de los medios de comunicación han informado de que los síntomas más usuales de padecer una infección por coronavirus SARS-CoV-2 (COVID 19) son: fiebre, tos y problemas respiratorios. Sin embargo, la experiencia que están adquiriendo los equipos médicos que luchan contra la enfermedad, ha puesto en evidencia de que existen otros dos posibles indicadores frecuentes: las urticarias y las diarreas.

Por otra parte, además de la pérdida de los sentidos del gusto y del olfato en muchas personas afectadas, también se han constatado que otras manifestaciones son: ictus, dolores de cabeza, desorientación, trombosis, miocarditis y problemas de visión. Aunque ninguna de estos síntomas por sí solos tienen que ser determinantes, es conveniente que, ante cualquiera de ellos, consulte a su médico y evite el contacto con otras personas en la medida de lo posible.

Mientras se consigue una vacuna adecuada, segura y eficaz de acceso universal, o se confirme un antiviral reconocido al alcance de todos, es necesario extremar las precauciones y al mismo tiempo fortalecer nuestro sistema inmune a todo nivel. No es lo mismo un contacto casual y por un breve tiempo con una persona contagiada, que exponerse al virus repetidas veces y por distintas vías.

Según el Hospital of Nanchang University publicados en la revista The Lancet Infecious Diseases, la carga viral de los casos más graves tratados era aproximadamente 60 veces más alta que la que había en los casos leves, por lo que se sospecha que las cargas virales más altas podrían estar vinculadas a los casos más graves y suelen precisar un largo periodo para la eliminación del virus. Aclaramos aquí que la “carga viral” es la cuantificación de infección por virus calculada por estimación de la cantidad de partículas de estas características halladas en los fluidos corporales. A menor carga viral será mayor la posibilidad de defensa del organismo frente a la infección.

Un organismo equilibrado y en condiciones adecuadas de funcionamiento tendrá más opciones para reaccionar adecuadamente y en su justa medida, ante cualquier invasión. Repase cuanto hemos dicho ya sobre cómo potenciar su sistema inmunitario y, en general, cómo mantener un organismo sano. Por otra parte, y desde el punto de vista de la radiónica, contemplar el aspecto vibratorio es esencial a nivel estructural. Utilice su dispositivo para trabajar a este nivel con los objetivos mencionados. Experimente y observe los resultados, tanto en usted como en los demás.

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog