Medicarse sin necesidad puede causarle problemas

Back to Blog

Medicarse sin necesidad puede causarle problemas

Desde este blog, siempre hemos valorado en su justa medida la labor de la medicina tradicional y los consejos médicos. Sin embargo, muchas personas utilizan la medicación recomendada por el médico en una ocasión determinada y bajo circunstancias concretas, para seguir usándola sin necesidad en ocasiones diferentes y sin volver a consultar con el profesional de la medicina.  Esto, sin duda alguna, puede traer problemas de todo tipo.

Un ejemplo de esto lo tenemos en un medicamento muy empleado en la actualidad, que puede provocar importantes efectos secundarios. Desafortunadamente, la mayoría de los usuarios lo consume en exceso y sin recomendación del facultativo. Nos referimos al conocido paracetamol.

Hace pocos años se descubrió que un simple comprimido de paracetamol de 1.000 mg puede disminuir emociones positivas como la sensación de alegría en tan sólo una hora. También reduce la empatía con el sufrimiento ajeno, según el doctor Baldwin Way, profesor de psicología del Instituto de Investigación Médica sobre el comportamiento del Wexner Medical Center’s de la Universidad Estatal de Ohio en los Estados Unidos. Según sus investigaciones, además de disminuir el dolor, esta sustancia embota los sentidos y hace a las personas más duras en su relación con otros. Todo esto, es un añadido a los otros posibles efectos secundarios que cualquier consumidor puede consultar al leer el prospecto de cualquier medicamento que contenga paracetamol, en mayor o menor medida.

¿Nos medicamos sin necesidad? ¿Recurrimos a medicamentos peligrosos sin ni siquiera consultar a un médico? Mantener la salud es una responsabilidad individual. Sin salud es difícil disfrutar de la vida o aprovechar la existencia para sacar el máximo partido al periodo de tiempo en el que estamos sobre este planeta.

En radiónica se considera que el equilibrio energético es básico para mantener y mejorar el organismo en perfecto estado. Es posible solucionar muchos problemas cuando armonizamos los diferentes niveles vibratorios en los que se asienta la materia física, sin necesidad de recurrir a peligrosas drogas. Problemas crónicos, sin solución bajo el prisma de la medicina convencional, pueden ser tratados desde la terapia radiónica. Lo mejor de todo es que la radiónica no interfiere con otros tratamientos convencionales ya que actúa a niveles de reestructuración de patrones de energía. Utilizar la radiónica es sencillo y sus efectos positivos pueden valorarse en un corto espacio de tiempo.

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog