Equilibrio

Patrones correctores en Radiónica

Disponible en/ Available in: esEspañol

La radiónica emplea patrones alfanuméricos para poder actuar sobre los sujetos u objetivos sobre los que se pretende una determinada acción. El objetivo final es equilibrar las diferentes vibraciones que funcionan como armazón esquelético-energético tanto de los organismos físicos como de cualquier idea o concepto.

En teoría radiónica se entiende que tanto los procesos que llevan a la enfermedad como las situaciones que afectan negativamente a las personas parten de desequilibrios a niveles sutiles que precisan corrección. Cuando determinamos tanto el modelo correcto como el modelo desequilibrado y los conectamos mediante el dispositivo radiónico buscamos una influencia del primero sobre el segundo.

Como ya hemos comentado, las posiciones adecuadas para establecer dichos modelos y configuraciones correspondientes se realizan percibiendo la señal correspondiente a través de la placa adherente del dispositivo.

Nuestro organismo es un sistema perfecto tanto de emisión como de recepción de información. Nos comunicamos constantemente con nuestro entorno aunque no lo percibamos de forma consciente. Un aparato radiónico nos ayuda a incrementar nuestra sensibilidad y a conectarnos de forma precisa con cualquier campo de la realidad que precisemos.

Considerando que todo lo existente forma un campo unificado donde nos desenvolvemos, comprendemos que podemos acceder (como si de un Internet paralelo se tratase) a cualquier aspecto energético requerido. Si asimilamos el hecho de que podemos influir sobre nuestra realidad, comenzaremos a ser conscientes del poder individual para transformar nuestras vidas y mejorar nuestras experiencias de forma extraordinaria.