Precauciones a la hora de trabajar con afirmaciones

Back to Blog

Precauciones a la hora de trabajar con afirmaciones

El trabajo con afirmaciones puede ser muy gratificante cuando se emplea un dispositivo radiónico. Además de las afirmaciones, se pueden utilizar mantras, palabras sagradas, sonidos inspiradores o decretos de cualquier tipo que tengan significado positivo para la persona que utiliza la radiónica. Pueden enviarse directamente a la persona con la que trabajamos (el mismo usuario u otra persona diferente) o introducir las vibraciones equivalentes en una joya o piedra (cuarzos, piedras preciosas, semipreciosas y metales como el oro y la plata). Esto último aportará un plus de exclusividad a cualquier objeto de este tipo que podamos entregar a una persona especial.

Si piensa escoger alguna afirmación para mejorar algún aspecto de su ser o del de otra persona, es importante que tenga presente una serie de pautas. Los objetivos pueden ser múltiples: Manifestar plenitud, reducir el estrés, mejorar su salud, fortalecer su autoestima, acceder a una realidad mejorada, atraer riqueza o bienes materiales, mejorar capacidades, cambiar actitudes, sentirse bien, experimentar alegría, desarrollar interés por una determinada asignatura y un larguísimo etc.

Hay una serie de afirmaciones que resultan estimulantes y funcionan perfectamente con todas las personas. El resultado, generalmente, se aprecia con rapidez manifestando una mejoría en el estado de ánimo. Recuerde que dependiendo del aparato que use y el método empleado, el resultado será rápido, lento o nulo (por eso siempre es aconsejable un dispositivo de calidad).

Algunas de las afirmaciones estándar aconsejables y más utilizadas son las siguientes (usted puede añadir las que considere oportunas, siempre que estén bien formuladas):

  • Soy una persona abierta
  • Tengo control sobre mi
  • Estoy protegido/a
  • Soy luz blanca
  • Estoy en armonía
  • Tengo Salud
  • Me siento joven
  • Perdono todo y a todos
  • Mis bloqueos desaparecen
  • Dejo que fluya la abundancia en mi vida
  • Soy una persona positiva
  • Acepto y quiero a los demás
  • Estoy y me siento en paz
  • Irradio amor
  • Consigo mis metas
  • Estoy saludable. Tengo salud
  • Cada día, y en cada momento, me siento mejor, mejor y mejor.

Teniendo en cuenta que las afirmaciones operan reforzando patrones en el subconsciente al mismo tiempo que en los cuerpos energéticos metal y emocional, es importante que se estructuren de forma adecuada. Por ejemplo, muchos investigadores han constatado que, al tratar a enfermos con dolores crónicos mediante afirmaciones, los enunciados tipo “no quiero este dolor” no funcionan bien. El subconsciente no procesa la negación, por lo que el filtro final da como resultado “quiero este dolor”, lo que intensifica más el problema. La solución más eficaz se relaciona con las construcciones afirmativas. En este caso: “el dolor desaparece”, “hay ausencia de dolor” o “el dolor se desvanece poco a poco hasta quedar eliminado”. Ser específicos en los mensajes permitirá que estos terminen fructificando en el interior de cada persona de forma segura e indeleble produciendo efectos benéficos de todo tipo.

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog