Deporte

Radiónica y deporte

Disponible en/ Available in: esEspañol

Cuando nos preguntan cómo se puede mejorar la práctica deportiva de una persona con la radiónica, respondemos que es necesario pensar en cada caso particular.

Un deportista que practique salto de altura tendrá unas necesidades diferentes a una persona que practique el fútbol u otra a la que le guste salir a correr.

Como regla básica, el equilibrado energético es primordial. Los dispositivos ARE X3 Pro se entregan con instrucciones precisas para realizar esta acción en pocos minutos. Cuando facilitamos el intercambio adecuado de energía vital en el organismo aseguramos un correcto funcionamiento de base y disminuimos la posibilidad de lesiones.

Después hay que hacer un análisis de las carencias del deportista y sus puntos fuertes. Lo ideal es trabajar cada carencia hasta alcanzar un buen nivel de desarrollo y tratar de potenciar aquellos aspectos de interés en la práctica deportiva concreta en la que se desenvuelva la persona. Es posible actuar energéticamente sobre grupos musculares específicos para lograr resultados superiores.

No se puede olvidar el aspecto psicológico. Las afirmaciones generales positivas son muy buena opción, pero si contamos con nuestro equipo radiónico personal podemos irradiar afirmaciones especialmente ideadas para un deportista concreto (que puede ser el mismo operador del equipo u otra persona). Es importante mantener un equilibrio psicológico adecuado, porque de todos es sabido que una baja motivación puede influir hasta un 30 % en el rendimiento.

Por último, podemos tratar de “conectarnos” a las mejores circunstancias posibles para que los resultados globales sean óptimos en una práctica particular.

Cuanto más elevado sea el nivel deportivo en el que nos encontremos, mayores serán las exigencias y mayores serán las posibilidades de que cualquier aspecto potenciado pueda producir resultados superiores. No obstante, cualquiera que sea el nivel del practicante, la radiónica puede significar un antes y un después dignos de tener en cuenta.