Diferencia entre radiónica y psicotrónica

Disponible en/ Available in: esEspañol

Los aparatos de radiónica se inventaron con el objetivo inicial de ser usados en terapia. Se pensaron para detectar anomalías a nivel vibratorio que pudieran ser corregidas a ese mismo nivel, de forma que facilitaran el equilibrio energético. Este equilibrio del armazón básico sobre el que se asienta la materia, permite restaurar el bienestar a todo nivel, según se entiende tanto en radiónica como en la medicina natural alternativa, la Medicina Tradicional China y también el Ayurveda o medicina hindú.

Años más tarde se avanzó mucho más cuando se consideró que los mismos principios de la radiónica terapéutica podían utilizarse en el campo del desarrollo personal y la consecución de objetivos. Por eso muchas personas les llamaron coloquialmente “Máquinas de los deseos”. Esta definición desenfadada no debe confundir a nadie. No estamos ante un juguete, sino ante un tipo de dispositivos que tratan de acercar a las personas a una realidad mejorada. El principio se basa en interactuar con patrones vibratorios que se pueden medir y establecer a través de estos dispositivos. Al igual que podemos detectar los patrones vibratorios relativos a órganos, sistemas y organismos completos, también podemos detectarlos en lo relativo a situaciones de la vida.

 

La teoría radiónica (también llamada Psicotrónica) defiende que es posible medir la vibración referente a un estado actual y también la que está relacionada con un estado diferente y mejorado. Incluso con la vibración de pensamientos y deseos. Conectar una situación negativa con una situación positiva y permitir que ésta última se convierta en realidad, influyendo sobre el estado no deseado o inarmónico es uno de los objetivos de la radiónica.

 

¿Significa esto que se puede influir sobre el futuro? Todas las personas en condiciones normales entienden que nuestra actitud y nuestra mentalidad pueden dirigirnos en el devenir de la vida. Es comúnmente aceptado que si un ser humano se esfuerza por conseguir sus metas, sigue su instinto y desarrolla aquello para lo que está naturalmente dotado, tendrá éxito en su existencia. Por tanto, podemos influir en nuestro futuro a nivel consciente. Pero también podemos ir más allá y utilizar tanto nuestra mente como diferentes herramientas para modificar la estructura vibratoria que posibilita un determinado futuro. Facilitar que ocurran las cosas y acercarnos a lo que queremos de manera más rápida. Como si empleásemos un atajo. La Psicotrónica es un término más moderno para un tipo de uso de la Radiónica que de forma explícita muestra la conexión entre las energías de nuestra mente y el uso de aparatos que potencian y dirigen esta energía. La visualización, es una herramienta. La radiónica (o psicotrónica) es otra.

 

Sea cual sea el término que empleemos, el objetivo es el desarrollo personal a cualquier nivel. Lo interesante es experimentar las enormes posibilidades a las que cualquier persona puede optar si decide tomar las riendas de su propio destino.