Razones menos conocidas para el aumento de peso

Back to Blog

Razones menos conocidas para el aumento de peso

Casi siempre que se consideran los motivos para la obesidad se habla de un aporte excesivo de calorías al organismo. Es decir, se ingiere más energía de la que consumida de media por una persona de características determinadas. El organismo convierte ese exceso en grasa para ser usada en caso de necesidad.

No obstante, hay personas que consumiendo muy pocas calorías tienen un peso superior al saludable y no consiguen eliminar los kilos sobrantes. Una de las causas posibles para esta aparente contradicción tiene que ver con el buen funcionamiento de la glándula tiroides.

Con forma de mariposa y ubicada en la base del cuello, la tiroides funciona como una especie de termostato regulador (entre otras funciones). Regula la temperatura del organismo, determina la rapidez o lentitud del metabolismo y también la velocidad a la que el cuerpo consume o quema calorías. Además, participa en la fabricación de proteínas y otras hormonas (incluyendo las sexuales) entre sus actividades principales.

Si esta glándula no funciona adecuadamente puede producir más o menos hormonas de las necesarias, lo que tiene repercusiones múltiples en los niveles de energía disponibles, la digestión o la actividad general del organismo. Todo eso puede afectar al aumento o la disminución de peso de forma considerable.

Los problemas con la tiroides pueden ocurrir debido a una ingesta deficiente de nutrientes, un exceso de toxinas en el cuerpo o incluso por razones hereditarias. Si sospecha que su problema puede ser hormonal, debe consultar a su médico para que le realice las pruebas habituales que determinen lo que le ocurre.

A veces, estas pruebas no son concluyentes, pero puede existir un grado de afectación hormonal que puede estar incidiendo en su organismo de alguna manera, limitando su capacidad para una regulación eficiente.

Utilice su dispositivo de radiónica para equilibrar, a nivel energético, su estado hormonal de manera regular. Mantener el sistema hormonal en buenas condiciones supone importantes ventajas (entre ellas el mantenimiento de una correcta gestión del aporte calórico) y le reportará bienestar comprobable.





 

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog