Rendimiento deportivo y radiónica

Back to Blog

Rendimiento deportivo y radiónica

El rendimiento deportivo mejora cuando mejoran las condiciones físicas y mentales del ejercitante. Esto es un hecho. La radiónica es usada por algunos equipos para incrementar los resultados esperados en los deportistas. Incluso en algunos equipos olímpicos.

Al igual que en otros aspectos de nuestra realidad, al mejorar el equilibrio energético de un organismo, podemos esperar que el funcionamiento del mismo alcance un nivel superior. Por otra parte, podemos actuar de forma concreta sobre zonas concretas que requieran una especial atención, dependiendo de la disciplina deportiva que consideremos o de la constitución física de la persona que se ejercita en una determinada actividad.

Siempre es conveniente partir de lo general para pasar a lo particular. Establecer unas pautas generales de circulación energética, pasar luego a un refuerzo de los órganos y sistemas y, finalmente actuar sobre desequilibrios concretos o conjuntos musculares más demandados por los movimientos más usuales.

En los deportes de élite siempre se debe considerar el aspecto mental y emocional de los deportistas, ya que ligeras variaciones en estos ámbitos pueden suponer la diferencia entre la consecución de un logro destacado o simplemente alcanzar un buen resultado sin más. Resulta muy llamativo observar cómo podemos mejorar el estado de ánimo de una persona en minutos sin necesidad de recurrir a fármacos o a métodos que requieran más tiempo y complejidad.

Lo ideal es contar con un equipo radiónico completo para ajustarlo a las necesidades particulares de un deportista. No obstante, también se pueden comprobar los resultados generales de la radiónica empleando un dispositivo económico como el ARE X Portable “Bienestar”. Este dispositivo emite de manera constante codificaciones que interactúan con el espectro vibratorio de la persona que lo lleva, normalizando de manera global y proporcionando una base apropiada para la práctica deportiva en cualquiera de sus formas.

Share this post

Deja un comentario

Back to Blog