Sencillos pasos para un sistema inmunitario potente

Back to Blog

Sencillos pasos para un sistema inmunitario potente

La pandemia y sus efectos van a perdurar todavía durante bastantes meses según las autoridades. Las vacunas todavía no están disponibles y las que parecen prometedoras precisan ensayos que toman su tiempo. Por tanto, si queremos evitar la enfermedad y sus consecuencias, lo más sensato es mantener las medidas de higiene y fortalecer nuestro sistema inmunológico.

¿Qué se puede hacer de manera sencilla para mantener un estado óptimo de bienestar? El dormir bien resulta esencial para mantener un buen estado de salud y prevenir infecciones. Durante el sueño, el organismo produce hormonas esenciales que tienen repercusiones diversas. Una de las más importantes es la hormona del crecimiento o somatropina que se encarga de mantener el tejido muscular, mantener a raya la grasa corporal y controlar el metabolismo. Por otra parte, durante el sueño se disminuyen los niveles de cortisol, una hormona esteroide relacionada con el estrés. El estrés afecta negativamente al sistema inmunitario y disminuye las defensas, entre otras muchas implicaciones negativas.

Una alimentación equilibrada y sobre todo sana, permite al organismo realizar sus funciones de manera adecuada disminuyendo la posibilidad de caer enfermos. Por otra parte, un buen estado de ánimo también propicia el fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario. Meditar, relajarse, compartir con los demás y reírnos con frecuencia aumentan la dopamina y hacen que nuestro cerebro se mantenga en buena forma y participe activamente en los procesos que estimulan una buena respuesta inmunitaria. Hay que mencionar que los diversos problemas y las situaciones difíciles dificultan mantener un buen estado de ánimo, por lo que practicar un poco de deporte o, al menos caminar de forma regular son elementos que debemos tener en nuestra “caja de herramientas imaginaria” para ayudarnos a elevar nuestro ánimo. Evite gratificarse a base de alimentos dulces o comida basura, porque presentan enormes desventajas y terminan por aumentar, de forma considerable, los riesgos de padecer enfermedades.

Con radiónica podemos actuar a nivel vibratorio sobre nuestro ánimo, sueño, capacidad para relajarnos y la mejora nuestras actitudes o tendencias. También es posible trabajar energéticamente el sistema inmunitario con el objetivo de potenciarlo. Muchas personas que empiezan a utilizar la radiónica lo hacen con un objetivo principal en mente, pero olvidan que disponen de múltiples opciones y campos de acción para experimentar. Abra su mente a nuevas áreas y disfrute los resultados.

Share this post

Deja una respuesta

Back to Blog