Toma de decisiones y Radiónica

Disponible en/ Available in: esEspañol

Tomar decisiones adecuadas es una de las habilidades más valiosas que una persona puede adquirir. Esta habilidad es tan apreciada que las empresas valoran la iniciativa personal y la toma de decisiones como uno de los pilares básicos imprescindibles en las personas de éxito.

En realidad, durante el día tomamos múltiples decisiones de pequeña envergadura que terminamos por volver automáticas. Vamos al trabajo en coche o en bus, tomamos agua o refresco, elegimos carne o pescado, nos ponemos el pantalón azul o marrón, paseamos en dirección a la derecha o la izquierda, etc, etc.

           El trabajo u ocupación principal que desarrollamos también tiene mucho que ver con la toma de decisiones. Una persona que trabaja en una oficina y siempre hace las mismas tareas tiene poco que decidir. Un emprendedor/a se dará cuenta de que todo el día toma diferentes decisiones que afectan a su negocio, finanzas y vida personal.

           Con independencia de todo lo comentado, llegan momentos en que las decisiones se vuelven complejas en todas las personas. Por ejemplo, cuando nos preguntamos: ¿Es la pareja adecuada para mí?, ¿Debo cambiar de trabajo?, ¿Debo comentar un determinado asunto con un abogado?, ¿Es bueno terminar esta relación?, ¿Debo invertir en un determinado producto? ¿Debo iniciar una determinada actividad?, ¿Debo comprar esa propiedad?, ¿Debo seguir el consejo de un especialista o cambiar a otro?, ¿Es bueno que compre ese negocio?, ¿Debo iniciar este pleito?, ¿Me convendrá estudiar esa carrera?, ¿Es conveniente que espere hasta una fecha para hacer algo?, ¿Debo asistir a un determinado evento significativo para mí?, etc, etc.

           Ante ese tipo de decisiones, la reflexión profunda y tranquila es la opción que debe prevalecer. Pero a veces la respuesta a una reflexión detallada no termina de estar clara y, sin embargo, es preciso tomar la decisión. En estos momentos desearíamos poder contar con una visión más completa o con algo que nos ayude a concluir lo más adecuado para solucionar la situación.

           La Radiónica puede facilitar mucho el proceso porque nos conecta con el conjunto de la realidad y no sólo con una parte. La mayoría de las personas que la utilizan se dan cuenta de que pueden emplear los dispositivos radiónicos para averiguar aspectos que desconocen o para dilucidar con claridad un determinado proceder.

           Los versados en radiestesia, con muchos años de práctica, se atreven a realizar preguntas y conocer las respuestas subconscientes a través de un péndulo. El péndulo es una conexión visible con las respuestas musculares activadas por la mente subconsciente, que valora aspectos que se pasan por alto de forma consciente. El problema es que se necesita muchísima práctica (años) para poder confiar en valoraciones complejas y mediciones acertadas siguiendo este sistema.

           La radiónica mejora la posibilidad de consulta por la utilización de la placa adherente de sus dispositivos. Aprender a utilizarla es cuestión de minutos en la mayoría de las personas (o, como mucho varios días en una minoría de casos). La combinación de diales y placa adherente facilita a la persona una posibilidad de consulta muy amplia con una fiabilidad ampliada.

           Es otra de las muchas posibilidades de la radiónica.  ¿Le gustaría experimentarla?