Transferir información al agua o a líquidos

Back to Blog

Transferir información al agua o a líquidos

Transferir información (energía vibratoria) al agua es un asunto que se ha realizado con aparatos de radiónica prácticamente desde el comienzo de las investigaciones en este campo. El principio es muy parecido al de la homeopatía, en el sentido de que se puede transmitir información equilibradora empleando el líquido elemento.

Aunque para muchas personas esto puede carecer de fundamento científico, hay que mencionar que un reconocido premio Nobel, Luc Montagnier (descubridor del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)) apoyó abiertamente la idea de la “memoria del agua” y sigue investigando sobre ella en la actualidad.

Este investigador ha sido muy criticado precisamente por defender esta tesis y al ser preguntado al respecto, declaró: “Lo único que he hecho ha sido publicar la verdad. Todo el mundo puede reproducir mis experimentos y puedo facilitar a cualquiera la información para hacerlo” …. “el agua guarda una huella… porque tiene memoria”

Erich Körbler, un científico vienés, también trabajó con esta idea y escribió varios libros donde mostraba los efectos benéficos de utilizar el agua y su propiedad de recibir información como vehículo regenerador.

Cuando queremos asimilar una nueva conducta con mayor rapidez podemos “programar” el agua mediante un dispositivo radiónico (a nivel vibratorio). Después, beber esa agua y dejar que la información penetre en el organismo a través de ella. Hasta la última célula y a todo nivel.

Realizar esta acción es muy sencillo y sus efectos pueden ser muy potentes. Igualmente se pueden programar otras bebidas e incluso comidas.

La radiónica permite realizar múltiples acciones con resultados sorprendentes. Sólo tiene que abrir su mente y permitirse entrar en un mundo de infinitas posibilidades que están a su alcance.

Share this post

Comment (1)

  • levantesalud

    Por algo la bendicen… Bendito elemento. Muchas gracias por compartir esta información y darnos ideas y estímulos para exprimir al máximo nuestros equipos radiónicos. Continúen así.

    Un abrazo.

    24/06/2019 at 21:32

Deja un comentario

Back to Blog