La Ley del Karma y la Radiónica

La Ley del Karma y la Radiónica

karma y radionica Una pregunta muy recurrente cuando hablamos de radiónica para el desarrollo personal o la protección, tiene que ver con la ley del karma. Muchas personas, profesen una religión oriental o no, consideran que cualquier cosa que nos ocurre es consecuencia de algún acto que hayamos podido cometer con anterioridad (incluso en vidas pasadas si esta es su creencia).

Según este principio, una acción que provoque daño a otros será la semilla que nos perjudique en el futuro, haciéndonos pasar por una dificultad similar a la que nuestra acción haya desencadenado. Esto no tiene nada que ver con el concepto de castigo divino, sino más bien con leyes físicas de acción-reacción.

La pregunta es: Si la ley kármica nos indica que podemos sufrir una reacción negativa como consecuencia a acciones negativas pasadas (o positiva si hicimos el bien), ¿Sirve de algo que utilicemos alguna herramienta para facilitarnos la vida, mejorar nuestras condiciones energéticas, protegernos o ayudarnos a conseguir lo que deseamos como por ejemplo la radiónica?. Según esta idea, si tiene que suceder sucederá y si no, no acontecerá.

Si usted cree en esta ley del karma o simplemente piensa en que todo lo que hacemos viene por el destino, debe considerar también que sus acciones positivas serán como un freno a las consecuencias desconocidas que tengamos que afrontar en el futuro. Incluso muchas pequeñas acciones provechosas podrán compensar o como mínimo mitigar cualquier hecho perjudicial importante del pasado.

Por ejemplo, los budistas hablan de realizar acciones meritorias que “limpian”, amortiguan o minimizan las reacciones adversas que puedan acontecernos. Cuando utilizamos cualquier medio a nuestro alcance para llevar a cabo acciones que nos dignifican como humanos, estamos estableciendo un terreno apropiado para recibir reacciones positivas futuras o para diluir las reacciones negativas que puedan acontecernos.

Crea o no crea en estas cosas, seguramente habrá comprobado quecuando ejercitamos nuestra capacidad de interactuar positivamente con los demás, nos sentimos bien. Es un sentimiento universal. Luego en cualquier caso, tenemos la capacidad y el libre albedrío para realizar acciones que nos hagan sentir bien tanto con los demás como con nosotros mismos.

Siempre tendremos la oportunidad de usar nuestro potencial mental y los medios a nuestro alcance para mejorar y construir en lugar de adoptar una actitud pasiva ante nuestra realidad vital. Cuando enfermamos acudimos al médico o a la farmacia para utilizar remedios que minimicen o eliminen nuestras dolencias, en lugar de esperar que simplemente sanen por sí mismas. Cuando queremos mejorar nuestra capacidad física, acudimos al gimnasio, nos ejercitamos, nos alimentamos mejor o utilizamos suplementos que estimulen nuestras defensas.

 Con la radiónica ocurre lo mismo, podemos acudir a ella como un medio para aliviar o solventar nuestros problemas o mejor aún como una vía para acceder a una realidad más amplia. Una realidad enriquecida que nos permita conseguir lo que deseamos al tiempo que ayudamos a otras personas a mejorar sus condiciones a cualquier nivel.

Share this post

Comments (2)

  • Fernando

    Hola, una pregunta….compre una antena escalar y me gustaría saber si pueden grabar varios mensajes y enviarlos a la antena todos el mismo día o hay que enviarlo uno cada día?

    Gracias.

    31/03/2016 at 14:19
    • Especialista

      Estimado Fernando,
      Puede grabar todos los mensajes y afirmaciones que usted considere necesarios y oportunos, y emitirlos de forma continuada en modo repetición, todos en el mismo día y durante el período que crea conveniente. Incluso varios días seguidos, si fuese necesario.

      Un saludo,
      Dpto. Soporte

      01/04/2016 at 14:13

Deja un comentario