La Radiónica y los problemas crónicos

Disponible en/ Available in: esEspañol enEnglish (Inglés)

    Cuando en Radiónica se habla de problemas crónicos, se consideran tanto a nivel de enfermedad como a nivel de desarrollo personal. Un problema crónico puede darse tanto a nivel físico como nivel de acción vital (por ejemplo la predisposición recurrente a caer en un determinado tipo de relación amorosa problemática).

Los problemas crónicos pueden tener un origen muy alejado de lo que en principio puedan suponerse. Muchos operadores radiónicos (usuarios con dispositivos de radiónica) han utilizado con éxito la estrategia de armonizar no sólo a la persona que sufre el problema sino también al conjunto de familiares más cercano. Armonizando y equilibrando a la familia se pueden lograr cambios importantes en una condición de salud que no encuentra sanación por otras vías. Por otra parte, la radiónica puede armonizar entornos a nivel de energías. La energía alterada o negativa creada por una persona puede perdurar incluso años después de su desaparición física. Nos referimos tanto a las influencias físicas como psicológicas y energéticas dejadas en los parientes, las estancias y los objetos sin otras consideraciones.

En los tratamientos energéticos a los niños y cuando se observa estancamiento en los avances, puede ser bueno equilibrar también a los padres o al progenitor que más tiempo pase con el niño/a. Aquí la Radiónica es especialmente fácil de utilizar por cuanto no es necesaria la presencia de la persona. El operador o terapeuta radiónico puede utilizar su equipo siguiendo unas pautas de acción cómodas y a la vez eficaces.

Siguiendo esta misma idea, es factible plantear acciones sobre la armonización de espacios destinados a negocios o la armonización y equilibrado de los individuos que conforman una empresa para mejorar sus resultados. Esto también es aplicable a equipos deportivos, formaciones para la práctica de una actividad en grupo o rendimientos a nivel individual.

Equilibrar a una persona a nivel vibratorio o energético puede necesitar horas siguiendo una terapia alternativa tradicional. La ventaja de la radiónica es que sólo precisa de varios minutos utilizando un dispositivo adecuado y potente. Los efectos pueden ser sorprendentes y notables en la mayoría de los individuos. Los terapeutas en general se ven muy beneficiados por esta posibilidad de equilibrado y auto limpieza energética después de un día de trabajo con múltiples pacientes aquejados de diversas dolencias.